Nace un nuevo elefante africano en Cabárceno y eleva a 20 el total

Beato
GOBIERNO
Actualizado 11/10/2018 18:50:36 CET

SANTANDER, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno celebra el nacimiento de un nuevo elefante africano, 'Toribio', lo que eleva a veinte los ejemplares que han visto la luz en estas instalaciones. De está manera, el parque se consolida como "referente internacional", al ser donde más animales de esta especie han nacido en el mundo, varios de segunda generación.

La nueva cría nació el pasado 29 de agosto. Se trata de un macho que ha requerido cuidados especiales debido a su poca altura y peso (71 kilos) al nacer, lo que hace presumir a los responsables del parque que su alumbramiento fue prematuro.

A ello se suma que la madre es primeriza y no ha sabido amamantar a la cría, cuya poca altura no le permitía llegar a la mama de su progenitora.

El nuevo ejemplar ha superado el periodo crítico y se encuentra en perfectas condiciones gracias a los cuidados del equipo veterinario y los técnicos del recinto de elefantes.

Bautizado como 'Toribio', el pequeño paquidermo está siendo criado a biberón --siete tomas diarias-- y con el fin de mejorar su calidad de vida y crear un mayor vínculo con la madre, ambos han sido apartados del resto de la manada y conviven en un box acondicionado especialmente.

La madre, 'Brisa' --nacida también en el parque cántabro hace 15 años-- y su cría viven dentro de la misma cuadra con el resto de ejemplares, pero debidamente apartados con el fin de evitar incidentes con otros elefantes. Durante un tiempo saldrán solos al exterior dentro de un espacio especial del recinto para que se interrelacionen entre ellos y puedan generar el vínculo necesario.

En estas primeras semanas, 'Toribio' está respondiendo bien a los estímulos de sus cuidadores y de la madre y ya ha ganado cerca de 12 kilos de peso. La experiencia del equipo veterinario y técnico del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, que ya ha sacado adelante varios ejemplares criándolos con biberón ante rechazos de sus madres, ha permitido una vez más un resultado exitoso.

En cuanto al padre, se presume que es 'Jumar', de 21 años y uno de los dos ejemplares machos probados de Cabárceno, considerado un referente mundial y pionero en el desarrollo de programas de investigación relacionados con la reproducción de esta especie en peligro de extinción. Los responsables del parque podrán verificar la paternidad una vez que ya ha pasado el periodo crítico de estas semanas.

REFERENTE

Con el nacimiento del nuevo ejemplar, la instalación cántabra tiene 18 elefantes africanos, conformando a nivel mundial el mayor grupo de esta especie que vive fuera de África. En la actualidad, Cabárceno cuenta con cuatro crías de menos de 14 meses, dos de ellas nacidas este verano.

La familia de paquidermos vive en una de las mejores y mayores instalaciones que hay en cautividad en el mundo. Tiene 25 hectáreas y cuenta con un gran establo de más de 1.000 m2 y una piscina con capacidad para más de 5 millones de litros de agua.

Cabárceno es pionero a nivel mundial en trabajos de investigación relacionados con la reproducción del elefante africano y realizados en colaboración con el Deutsches Primatenzentrum y la Universidad de Gottingen (Alemania).

El equipo veterinario ha puesto a punto en estos años una técnica analítica que posibilita el conocimiento exacto del ciclo sexual de la hembra de elefante africano por métodos no invasivos (a partir de muestras de heces y orina).

Gracias a este trabajo, que duró 5 años, hoy es posible conocer cuestiones orientadas al manejo seguro de estos animales, tan importantes como saber si una hembra es fértil o no, el día en que va a salir en celo, si está gestante o cuándo se producirá el parto, etcétera.

También en la instalación cántabra se llevaron a cabo, en su día, otros dos proyectos relacionados con el comportamiento del macho de esta misma especie, verificando por métodos no invasivos sus perfiles hormonales y estudiando, de esta forma, el motivo de la gran agresividad que muestran los machos de elefante en determinadas épocas del año. A este fenómeno se le denomina con el nombre de "Musht".

Finalmente, el parque ha desarrollado una línea de investigación sobre el efecto que la alimentación tiene en el desarrollo sexual de las hembras jóvenes.

Estos estudios junto con la amplitud del espacio donde convive la manada en semilibertad, en un ambiente lo más parecido a su lugar de origen, han propiciado el éxito en la reproducción de esta especie a lo largo de los 28 años de historia del Parque de la Naturaleza cántabro.