Publicado 08/11/2020 11:54CET

Otros sesenta rastreadores del Ejército comienzan a colaborar con Cantabria

Rastreadores militares
Rastreadores militares - UME - Archivo

De esta forma el Ministerio de Defensa duplica los efectivos, de 60 a 120 para apoyar la vigilancia epidemiológica en la comunidad autónoma

SANTANDER, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Sesenta rastreadores del Ejército de Tierra comenzarán este lunes, 9 de noviembre, a colaborar con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria, en las labores de vigilancia epidemiológica por el coronavirus.

De esta forma, el Ministerio de Defensa duplica los efectivos, que pasan de 60 a 120, dedicados al rastreo de contactos en la comunidad autónoma.

En un comunicado, la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones (PSOE), ha ensalzado que el Ministerio de Defensa intensifica así su apoyo a las labores de vigilancia epidemiológica de la comunidad autónoma, a través del dispositivo de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica puesto en marcha por el Gobierno de España.

El Ejército de Tierra colabora con los gobiernos regionales en la gestión de la crisis sanitaria, dando apoyo a la sociedad en la detección de contagios y lucha contra la COVID-19 mediante, entre otros, el empleo de rastreadores militares.

En la comunidad autónoma, hasta el momento están colaborando en el
rastreo 60 y, a partir de este lunes, serán 120 los militares que reforzarán los dispositivos de seguimiento y control de brotes activos en Cantabria siguiendo los procedimientos que señala el sistema de salud del Gobierno regional.

La delegada del Gobierno ha opinado que esta colaboración es "muy
importante para reforzar el seguimiento de los contactos de las personas
que hayan dado positivo en el virus".

Quiñones ha asegurado y puesto en valor que el Gobierno de España haya facilitado "todos los recursos en su mano desde el inicio de la pandemia a las comunidades autónomas para hacer frente a esta emergencia sanitaria" y ha agradecido a las Fuerzas Armadas "su colaboración siempre que son necesarias, así como su capacidad de adaptación a las necesidades de la sociedad en cada momento".

Contador