Publicado 12/04/2020 18:28CET

Revilla cree que "lo peor" del Covid ha pasado y admite llegada de material, pero con "lentitud"

Recepción y entrega de material sanitario en Cantabria
Recepción y entrega de material sanitario en Cantabria - GOBIERNO

SANTANDER, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que "lo peor" del coronavirus ya "ha pasado", aunque se seguirán registrando víctimas mortales, así como contagios e ingresos, pero sin "riesgo de colapso" del sistema sanitario.

Así, la situación está "más controlada" que hace unos días, al tiempo que ha reconocido que "van llegando cosas" del material sanitario anunciado por el Estado, pero "con muchísima lentitud" y "en ningún caso" lo recibido hasta ahora supone siquiera "la mitad" de lo adquirido por la región, que ha ido comprando mascarillas, respiradores y test rápidos y los denominados PCR, aunque de estos últimos existe una "carestía enorme".

Por eso, no se hacen más pruebas ni a toda la población porque "no hay suficientes test. Así de claro", ha respondido a preguntas de los periodistas Revilla en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido al término de la conferencia de presidentes.

De todos modos, ha defendido que este no es un "problema" de España, y en cualquier caso ha apuntado que en Cantabria se están haciendo test "muy por encima" de la media del país. "España no es de los países que menos test está haciendo y Cantabria de las (comunidades) que más", ha valorado su presidente.

En su comparecencia ante los medios, ha vuelto a destacar que la situación en la región por la pandemia sigue siendo "mejor" que la del resto de autonomías y el conjunto del país, sin que se haya vivido "angustia en ningún momento". Así, todos los pacientes Covid que lo han precisado una cama hospitalaria o de UCI la han tenido, lo mismo que ha pasado con los respiradores, necesidades que Revilla ha vuelto a garantizar.

Por eso, dentro de la "gravedad" y a pesar de los "tremendos" datos de fallecidos -107 este domingo-, la "extraordinaria" sanidad cántabra -pública y privada- ha demostrado estar "preparada" para atender esta emergencia sanitaria e incluso aún mayor "con cierto desahogo", aunque confía en que no se dé ese escenario.

Una mejoría que también se experimenta, según Revilla, en otras autonomías, como refleja el hecho de que en las primeras conferencias de presidentes los líderes regionales pedían a Pedro Sánchez camas o respiradores, en tanto que ahora solicitan test o mascarillas, pues están "todos convencidos" de que habrá que salir con ellas a la calle.

Según les ha indicado el presidente del Gobierno de España, hay un "déficit enorme" de este material, aunque ha prometido nuevos "envíos masivos" a las comunidades autónomas.

En este sentido, Revilla ha destacado que Cantabria se ha "adelantado" al adquirir un pedido importante de mascarillas -1,2 millones, que según ha desvelado ha "pagado" el Banco Santander- y que se han empezado ya a repartir, a razón de cinco unidades por hogar.

Para distribuir toda esta partida, encargada a una empresa de Camargo, hay que aguardar una "pequeña espera", de unos "8 ó 9" días, hasta que reciba todas las mascarillas el Gobierno, que ha ideado este sistema provisional para "solucionar el día a día" de los cántabros, como hacer la compra.

El presidente ha indicado que el desembolso de la entidad financiera ha sido de 150.000 euros, que también ha costeado otras 200.000 mascarillas quirúrgicas para el Sistema Cántabro de Salud (SCS) y "cinco" respiradores, que elevan "notablemente" la inversión.

Finalmente, ha reconocido que la principal preocupación sigue estando en las residencias de mayores por la especial vulnerabilidad de estas personas y es allí donde se va a destinar una parte importante de los test que ha enviado el Ministerio de Sanidad, tanto para los usuarios como para el personal, además de aplicarse otras medidas como la desinfección de los centros dos veces por semana o el aislamiento de los casos no positivos en otras instalaciones.