Actualizado 04/08/2020 14:42:41 +00:00 CET

Revilla urge a Delegación de Gobierno a "controlar el botellón y los desmadres"

Guardia Civil interviene en botellones
Guardia Civil interviene en botellones - GUARDIA CIVIL

El presidente de Cantabria pide responsabilidad a los ciudadanos, "sobre todo los jóvenes"

SANTANDER, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha hecho de nuevo hoy un llamamiento a la responsabilidad de la gente frente al Covid-19, sobre todo los jóvenes, y ha urgido a la Delegación de Gobierno a evitar los botellones y "controlar los desmadres que se están produciendo", que son "focos de contaminación".

"Estoy viendo cosas muy preocupantes", ha dicho Revilla, quien ha señalado que se está rebajando la edad media en la que se contrae la enfermedad, "y eso demuestra que hay un sector de jóvenes, que son ahora los que más se infectan, que probablemente no estén guardando las medidas de seguridad que hay que guardar".

No obstante, ha destacado que "Cantabria está en una situación media en España por debajo en infectados" a pesar de que la comunidad autónoma está "llega de gente". "Tener a 14 personas hospitalizadas y a 180 activos en una comunidad autónoma donde probablemente ahora hay un millón doscientas mil personas, bueno, pues es lo que hay pero la economía tiene que seguir su ritmo, no podemos pararla", ha afirmado en declaraciones a los medios.

En todo caso, Revilla ha señalado que los contagios van a seguir en aumento y ha reiterado que hay que convivir con el coronavirus como lo están haciendo países en una situación "muchísimo peor, como Estados Unidos".

Revilla ha señalado que el aumento de contagios era "previsible" y ha garantizado que la situación actual es "irreversible" y que "no va a haber más confinamientos en España, pase lo que pase".

"Que nadie piense en que esto va a ir hacia atrás, y que vamos a volver una situación como la anterior", ha subrayado, "por dos razones, porque los ciudadanos ya no lo aguantarían, y porque la economía se hundiría todavía mucho más y nos crearía un virus económico de consecuencias infinitamente peores".

En su opinión, "lo que nos debe de preocupar en esta situación no es el número de infectados, que va a seguir en esta línea y va a seguir aumentando, sino qué capacidad de respuesta tiene la sanidad de Cantabria para afrontar una situación como ésta o peor".

Así, ha señalado que "ahora tenemos capacidad de respuesta y estamos preparados con todos los equipos de protección que antes no teníamos".

Para leer más