La revista Ronda Iberia que se distribuye en los vuelos de la compañía dedica un amplio reportaje a Cantabria

Reportaje, Turismo
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2011 10:48:12 CET

SANTANDER, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La revista Ronda Iberia que se distribuye a los pasajeros en los vuelos de la compañía dedica este mes de noviembre un amplio reportaje de diez páginas en español e inglés a Cantabria.

Titulado 'Cantabria. Entre los ríos Saja y Nansa', el reportaje destaca la "abundante riqueza medioambiental" de la comunidad autónoma; la "belleza de sus paisajes naturales"; el "encanto de sus pueblos húmedos"; sus altas cumbres con bosques autóctonos de hayas, robles, abedules y castaños, y "un extraordinario patrimonio histórico".

Señala la publicación, consultada por Europa Press, que en la comarca comprendida entre los ríos Saja y Nansa se encuentran reunidas todas las cualidades de esta "hermosa comunidad autónoma", que en la publicación comparte protagonismo junto a destinos como Glasgow, El Salvador y Sidney, entre otros.

Así, de los valles formados por los ríos Saja y Nansa, "uno de los rincones más sorprendentes de la Cantabria Occidental", la revista de Iberia destaca el parque natural de esta comarca, que ocupa una extensión de 24.000 hectáreas y los bosques que lo rodean, que acogen a gavilanes, cárabos, ginetas, ciervos, jabalíes, corzos, zorros, osos y lobos.

Explica al viajero que una de sus principales rutas comienza en Bárcena Mayor, un núcleo rural restaurado con calles empedradas, y casas pintorescas, prácticamente aislado del mundo por su situación, "al fondo de un valle en un camino hacia ninguna parte", pero visita obligada para el turista y para el explorador y caminante, como punto de partida para disfrutar de la reserva natural del Saja.

Y casi en el epicentro de la comarca, a medio camino entre los ríos Saja y Nansa, en el fondo de un valle, la publicación explica que se encuentra Carmona, "que aglutina las esencias de estos parajes, verdadero compendio de la Cantabria rural".

En el reportaje no faltan menciones a la Casona de Tudanca, morada veraniega del escritor José María de Cossío, cuya biblioteca conserva 25.000 volúmenes de los siglos XV al XX y manuscritos de los poetas del 27 (Rafael Alberti, Federico García Lorca, Gerardo Diego, Jorge Guillén), así como de Manuel Azaña y Camilo José Cela, que permaneció algún tiempo en la Casona.

La publicación destaca que aunque hay muchos rincones y pueblos como Barcenillas, Fresneda o Cabezón de la Sal para disfrutar por la zona, no hay que marcharse sin conocer la cueva del Soplao, considerada "un paraíso de la geología".

Destaca al respecto que en sus innumerables cavidades y galerías, que superan los 17 kilómetros de longitud, esta cavidad atesora asombrosas estalactitas excéntricas, estalagmitas, coladas, columnas, perlas de las cavernas, además de un sinfín de formaciones naturales.

GASTRONOMÍA Y LUGARES DE INTERÉS

El reportaje se completa con un repaso a la gastronomía de Cantabria, cuyo clima y situación (entre el mar y la montaña), son factores determinantes en la cocina regional.

Cita así platos como el cocido montañés y el lebaniego; la marmita y el sorropotún; las carnes procedentes tanto de su "reputada ganadería" como de la caza (vaca, buey, ciervo, corzo, jabalí, etc), que suelen prepararse estofadas o con legumbres; o los pescados y mariscos, como las anchoas de Santoña, el rape, la merluza, el bonito del norte, la dorada y el besugo, entre otros muchos, además de peces de agua dulce como la trucha y el salmón.

También destaca sus quesos (como el picón de Bejes-Tresviso y los quesucos de Liébana) y su repostería, con dulces como quesadas y sobaos pasiegos; canónigos, y frisuelos, en la comarca lebaniega; corbatas de Unquera y polkas, en Torrelavega; sacristanes, en Liérganes; picatostes, en Limpias; y así --dice-- "hasta completar una interminable lista en la que prácticamente cada pueblo aporta una exquisita singularidad".

En cuanto a las visitas de interés, la publicación destaca que la lista de lugares interesantes en Cantabria "es interminable", si bien cita entre "los imprescindibles" Santillana del Mar "sin lugar a dudas una de las poblaciones de mayor valor histórico-artístico de España"; San Vicente de la Barquera, Mogroviejo, Castro Urdiales, Potes, Tudanca, o Liérganes, entre otras muchas.

También hace mención a los parques de Cantabria, y señala que la variedad de las reservas cántabras hace que abarquen todo tipo de paisajes, desde "los espesos bosques llenos de leyendas" del parque natural Saja-Besaya, hasta la colección de rías, dunas, bosques, praderías, marismas y playas del parque natural de Oyambre.

Indica que entre los más conocidos se encuentran el parque nacional de los Picos de Europa y el parque de la naturaleza de Cabárceno, "uno de los más bellos y famosos de Cantabria", resalta.

En cuanto a las playas, explica que la costa cántabra dispone de más de 60 playas con distintas personalidades: grandes, pequeñas, urbanas, agrestes, tranquilas, recogidas, o abiertas al mar, si bien subraya que todas ellas tienen arena fina y blanca y "agua limpísima".

Finalmente la revista hace una especial mención a las cuevas y subraya que Cantabria es la región más rica del mundo en yacimientos arqueológicos del Paleolítico Superior, destacando en este apartado la cueva de Altamira, datada entre el 16.000 y 9.000 años antes de Cristo y declarada, junto a otras nueve cuevas más, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Indica que existen otras posibilidades "también espectaculares" sin salir de Cantabria, tales como las cuevas de El Soplao, El Valle, El Pendo, La Pasiega, Las Monedas, El Castillo o Cueva Morín, entre otras.