SCS asegura que el informe definitivo de la Intervención admite varias de sus alegaciones

Publicado 18/09/2018 13:52:42CET

El informe definitivo "suprime" las referencias a los fraccionamientos de contratos en las obras del Hospital Virtual Valdecilla

SANTANDER, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha asegurado que el informe definitivo de la Intervención de la comunidad autónoma ha admitido "varias" de las alegaciones presentadas al provisional y concluye que los procedimientos "se adecúan, en general, a la normativa vigente".

Así lo ha subrayado, en un comunicado, tras haber recibido dicho informe y después de que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, asegurara en su comparecencia en el Pleno del Parlamento, que el definitivo mantenía las conclusiones del provisional, que detectó algunas irregularidades en la contratación, las cuales, según insistió el jefe del Ejecutivo regional, eran de carácter "administrativo", afectaban a una "minoría" de expedientes y no revelaban "indicios de delito" o "corrupción".

Tras la comparecencia de Revilla, el SCS ha señalado que el informe definitivo admite varias de las alegaciones presentadas tanto por su Gerencia central como por los hospitales y Atención Primaria, y concluye que los procedimientos se adecuan en general a la normativa vigente.

Además, ha subrayado que el informe no incluye ningún informe de actuación ni de carácter especial, que --dice el SCS-- "hubieran sido propuestos en caso de haber detectado hechos graves o relevantes como contempla la citada circular".

LAS ALEGACIONES ADMINTIDAS

Según ha señalado, una de las alegaciones admitidas "más relevantes", es la referida a las obras en el edificio que alberga el Hospital Virtual Valdecilla, dado que se trata de una de las contrataciones cuestionadas.

Así, el SCS ha adelantado que el informe, en su versión definitiva, admite las alegaciones presentadas, suprimiendo la referencia a su fraccionamiento.

Y en otros casos, la Intervención "acepta explicaciones" sobre el procedimiento de contratación que han seguido los diferentes hospitales y la Gerencia de Atención Primaria.

El SCS ha asegurado que en el informe definitivo, que obra en poder de Revilla desde el 13 de septiembre pero que no ha salido a la luz pública, la Intervención General "constata que muchas de las conclusiones se refieren a meras incidencias en los expedientes".

Además, el Servicio ha asegurado que la Intervención "valora positivamente" en distintos apartados del informe las "mejoras" de procedimiento que se han ido introduciendo en materia de contratación en el SCS.

También, según el SCS, el informe reconoce la "asunción" hecha por parte del Servicio de las instrucciones sobre contratación emitidas por la Intervención General y la Dirección Jurídica, observando "una evolución positiva" respecto a ejercicios anteriores en el cumplimiento de la normativa sobre adquisición de bienes y servicios por vía de donación o cesión de uso.

Además, el SCS señala que, en otros casos, aunque se mantienen "apreciaciones" del informe provisional y se "reconoce expresamente que determinados procedimientos son conformes a la normativa y no infringen precepto alguno, se efectúan recomendaciones" para introducir mejoras en los pliegos administrativos que faciliten la participación en la licitación o para contribuir a una mayor transparencia al facilitar la información.

El SCS ha explicado que, en otros casos, la propia Intervención General, "ante las dudas de que pudieran existir fraccionamientos del objeto de un contrato, así como en relación con la indefinición legal de la utilización de bienes por la Administración antes del acto formal de recepción, propone que se realicen consultas jurídicas a fin de interpretar correctamente la normativa cuando ésta presenta indefiniciones y dotar de mayor seguridad a las actuaciones de los órganos de contratación del SCS".

También, al igual que ya recogía el informe provisional, concluye que los procesos de contratación y tramitación de los expedientes de contratación administrativa "se adecúan en general a la normativa vigente", tanto en el caso de los contratos menores como en el de los otros expedientes de contratación, abiertos, negociados o restringidos.

Para el SCS, es ésta una "conclusión relevante dado el ingente volumen de contratación que realiza el SCS y la complejidad de los procedimientos de contratación en el ámbito sanitario".

Además, el SCS ha asegurado que la "mejora reconocida" en el informe para determinados procedimientos que viene realizando el Servicio se va a continuar produciendo siguiendo las recomendaciones de la propia Intervención General, como es lo pertinente, dado el cometido que le corresponde con este tipo de informes.

Por otra parte, el SCS ha anunciado que las incidencias que el informe definitivo mantiene como tales serán objeto de un "especial seguimiento" en los futuros procesos de contratación del Servicio, algo que, según ha señalado, es "habitual" siempre que se reciben, todos los años", los informes definitivos de control financiero.

El SCS ha insistido en que la "finalidad esencial" de estos controles es comprobar que el funcionamiento en el aspecto económico-financiero del sector público se ajusta al ordenamiento jurídico y al principio de buena gestión financiera, promoviendo a la vez mejoras técnicas y de procedimientos.

En cuanto al informe sobre el SCS, ha apuntado que el trabajo de la Intervención se ha realizado de acuerdo con la Ley de Finanzas y la circular 1/2007 de la Intervención General sobre Control Financiero Permanente.