Seis empresas optan a ejecutar las escaleras y rampas de las calles Valencia y Enrique Gran

Proyecto de escaleras y rampas mecánicas en c/ Valencia y Enrique Gran
AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - Archivo
Publicado 04/01/2019 12:16:13CET

SANTANDER, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha recibido seis ofertas para acometer las obras de construcción de las escaleras y rampas mecánicas para mejorar la movilidad en las calles Valencia y Enrique Gran.

El proyecto, con un plazo de diez meses y un presupuesto de cerca de 2,5 millones de euros, plantea la ejecución de dos itinerarios mecánicos que faciliten la movilidad de los peatones en estas calles, que tienen pendientes muy acusadas, tal y como ha informado en nota de prensa el concejal de Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós.

En el caso de la calle Valencia, donde la pendiente alcanza el 12,5 por ciento, se instalarán tres elementos mecánicos (dos tramos de escaleras y una rampa); y en la calle Enrique Gran, que tiene una inclinación del 28,95 por ciento, serán tres escaleras mecánicas.

Además, el proyecto incluye la urbanización de ambos viales, la mejora de aceras, renovación de servicios de abastecimiento, saneamiento y electricidad, y colocación de nuevos hidrantes y mobiliario urbano.

Con estas dos actuaciones se continúa ampliando la red de conexiones peatonales mecanizadas que permiten hacer más accesibles las zonas altas y mejoran la comunicación y la movilidad en áreas con importantes pendientes, ha señalado el Ayuntamiento.

Quirós ha recordado que después de tejer una red de conexiones transversales para facilitar principalmente los desplazamientos norte-sur en la ciudad, se ha pasado ahora a una nueva fase focalizada con la creación de itinerarios mecanizados que mejoren la movilidad en los barrios, en puntos concretos que, por su orografía y características, requieren de este tipo de intervenciones.

NUEVOS ITINERARIOS

En el caso de la calle Valencia, en la actualidad el acceso se hace desde Camilo Alonso Vega a través de unas escaleras con varios tramos de peldaños y, una vez en ella, el peatón se encuentra con un tramo con una pendiente que alcanza en algunos puntos el 12,5 por ciento.

La solución propuesta pasa por la colocación de dos tramos de escaleras mecánicas y una rampa, que permitirán salvar un desnivel total de 13,16 metros desde Camilo Alonso Vega hasta la calle Navarra.

Las dos escaleras mecánicas, de 9,97 y 13,20 metros de longitud, respectivamente, se ubicarán en las actuales escaleras que conectan las calles Camilo Alonso Vega y Valencia. Y la rampa, de 29,4 metros, se instalará a continuación, en el lado este de la calle Valencia.

Aprovechando las obras se renovarán las aceras, que tendrán una anchura mínima de 1,80 metros, y se acondicionará la parte de las antiguas escaleras que se conservará junto a los elementos mecánicos.

Asimismo, se renovarán, entre otros servicios, las redes de saneamiento y abastecimiento de agua, se instalarán nuevas barandillas, nuevo mobiliario urbano y nuevo arbolado y jardineras, además de un jardín vertical en el muro de la calle Camilo Alonso Vega.

Por lo que respecta a la calle Enrique Gran, se plantean tres tramos de escaleras mecánicas que salvarán un desnivel total de 15,50 metros.
Se situarán en el lado este de la calle, siguiendo el trazado de las escaleras peatonales actuales, y su longitud será de 10,4, 17,67 y 11,49 metros respectivamente.

El proyecto contempla también la urbanización de todo el tramo final de la calle, hasta su confluencia con Macías Picavea, y la ejecución de nuevas aceras con una anchura de 1,80 metros en aquellas zonas en las que el trazado lo permite.

Igualmente, en la zona de plaza actual, se creará un área estancial con árboles y bancos y una zona de aparcamiento. La intervención se completa con la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, nuevas canalizaciones para otros servicios, y la colocación de barandillas, alumbrado, arbolado y pequeñas zonas verdes.

Contador