Publicado 31/07/2021 13:05CET

Seis meses de cárcel a una mujer que insultó a una musulmana cuando paseaba con el velo por el Sardinero

Finaliza la remodelación de la Plaza de Italia y los Jardines de San Roque
Finaliza la remodelación de la Plaza de Italia y los Jardines de San Roque - AYUNTAMIENTO DE SANTANDER - Archivo

La Fiscalía pedía nueve meses, rebajados en el juicio celebrado esta semana con conformidad y en el que se acordó además multa de mil euros

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de lo Penal número cuatro de Santander ha condenado a seis meses de prisión y multa de 1.080 a una mujer por un delito de odio, ya que acosó e insultó a una musulmana cuando paseaba con el 'hiyab' (velo islámico) por El Sardinero, en la capital cántabra.

Así consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press dictada tras el juicio celebrado esta semana con conformidad de las partes y que es firme, dada la voluntad de todas de no recurrirla.

En el fallo se acuerda además la suspensión de la ejecución de la pena de cárcel impuesta siempre y cuando la implicada no cometa delito alguno en el plazo de dos años.

En la vista, la acusada -vecina de Santander de 71 años- reconoció los hechos y se acordó una rebaja de las penas inicialmente solicitadas, de nueve meses de cárcel y multa de 2.400 euros que interesaba el ministerio público.

Sin embargo, se decidió que la procesada, vecina de Santander, indemnice a la víctima, residente en Oviedo, con 900 euros por el daño moral causado por estos hechos, que sucedieron en verano de 2019.

Se trata de la cuantía que reclamaba la acusación particular -la pública pedía 500-, ejercida por la mujer musulmana y representada legalmente por el abogado Mario García-Oliva, que también solicitaba un año de cárcel y multa de 3.600 euros.

"O TE QUITAS ESE PAÑUELO QUE LLEVAS EN LA CABEZA O TE LARGAS"

Su clienta, que vive en la capital asturiana, pasaba el fin de semana en Santander cuando sucedió todo. Fue sobre las 17.45 horas del 30 de junio de 2019, cuando la víctima -hija de ciudadanos sirios exiliados a España y asentados en Oviedo, donde tiene su domicilio- paseaba por la Plaza de Italia, en El Sardinero, que estaba bastante concurrida.

Iba con el 'hiyab' en la cabeza, conforme a los preceptos de su religión, y empujando el carrito de su sobrino, de 14 meses de edad, cuando la procesada se dirigió a ella con las siguientes expresiones: "Menos mal que es niño, que si no le habrías puesto ese pañuelo de mierda"; "largaros a vuestro país"; "o te quitas ese pañuelo que llevas en la cabeza o te largas"; y "moros de mierda".

Posteriormente, la acusada se acercó a tres jóvenes que se hallaban sentadas en un banco cercano y haciendo gestos como de ponerse un pañuelo, les manifestó: "Esos moros vienen aquí y quieren invadimos e imponernos el velo, y no podemos permitirlo", "si os calláis, en unos años os obligarán a taparos a vosotras".