Actualizado 31/01/2014 15:22 CET

Ecologistas alertan del "retroceso de décadas" en medio ambiente

Representantes de Arca, Acanto, Ecologistas y Mortera Verde
EUROPA PRESS

SANTANDER, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

Siete organizaciones ecologistas de Cantabria ha alertado del "retroceso de décadas" experimentado en materia de medio ambiente en la región desde la gestión del Gobierno del PP y que, según han vaticinado, llevará a largo plazo a la "ruina económica y del territorio".

Este retroceso obedece, entre otras cosas y según estos colectivos defensores del territorio, a la modificación del Plan de Ordenación del Litoral (POL) para facilitar la construcción de viviendas unifamiliares en suelo rústico, y que supone un modelo "fracasado", desde el punto de vista económico y sostenible.

Así lo han manifestado el presidente de Arca, Carlos García, y Floren Enríquez, de Ecologistas en Acción, en una rueda de prensa que han ofrecido junto a José Miguel Toraya y Mariano Luis Serna, miembros de Mortera Verde y Acanto, respectivamente. Estas cuatro asociaciones, junto con la Fundación Naturaleza y Hombre, SEO/Birdlife y la Fundación Oso Pardo coinciden en el "preocupante" diagnóstico del medio ambiente de Cantabria.

Consideran que además de "desmantelarse" la ordenación del territorio que implicaba el POL, también se está modificando "a la baja" la Ley del Suelo de la Comunidad Autónoma, al tiempo que se está "paralizándose" el Plan de Ordenación del Territorio (PROT).

A este respecto, García ha manifestado que "es imposible hormigonar todo el territorio", y ha destacado en este sentido que el suelo rústico en Europa es "un bien" que "se defiende a ultranza", de modo que "no se puede llenar de chalets o viviendas aisladas y dispersas", ha expresado.

Asimismo, han avisado que se han "paralizado" o directamente "desaparecido", según apuntan las agrupaciones conservacionistas, otras políticas fundamentales, como las referidas a las energías renovables, residuos o lucha contra el cambio climático.

A modo de ejemplo, García ha criticado la ejecución de pistas, talas o desbroces, mientras que Enríquez ha denunciado la concesión a las 55 empresas más grandes de la región sus Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI) "sin ningún control". También se ha referido el portavoz de Ecologistas en Acción a la proliferación de residuos "sin control", que están llenando canteras de la región.

Por su parte, consideran que la biodiversidad es una "cuestión secundaria u olvidada", toda vez que no se están desarrollando los instrumentos normativos necesarios para conservar las especies amenazadas y en peligro, en tanto que los espacios naturales protegidos, como el Parque Natural de Oyambre o la reserva del Saja y el Nansa, han citado, están "abandonados" y se dejan "morir lentamente".

FRACKING

Con todo ello, el 'fracking' supone, como han recalcado, una "amenaza inminente" para "dos terceras partes" del territorio cántabro, y a pesar de contar con el rechazo de la mayoría de la población y las administraciones regionales y locales.

Después de señalar que les preocupa que se haya "rebajado" y se esté "desordenando" todo lo conseguido tras "décadas de lucha", estos colectivos piden, en primer lugar, "restituir lo que había" con la aprobación del POL, como las restricciones para construir en suelo rústico y evitar "tristes prácticas" como talas o ejecución de pistas.

"Lo poco conseguido se ha echado atrás", ha señalado García, para reivindicar que se acabe el PROT, que se actualice el catálogo de especies amenazadas, o unificar las competencias ambientales para que no estén repartidas en diferentes consejerías, que deben procurar igualmente una mayor "transparencia" a la hora de facilitar determinados expedientes, han apuntado.

Al mismo tiempo, los ecologistas consideran que la región debe asumir acuerdos europeos, como la reducción en un 20% de gases efecto invernadero, el aumento -en el mismo porcentaje- de las energías renovables o el ahorro de consumo, también de un 20%, entre otras cosas.