Sindicato TU pide a Tezanos que salga en defensa de los trabajadores del CAPI y no permita su "escarnio público"

Publicado 07/11/2018 19:14:04CET

SANTANDER, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Trabajadores Unidos (TU) ha pedido a la consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos que, como máxima responsable de la Consejería a la que está adscrita el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), del que depende el Centro de Atención a la Primera Infancia (CAPI) de Santander, salga en defensa de los trabajadores de este centro y no permita que se les "siga poniendo en entredicho y sometiendo a escarnio público y mediático".

En una carta remitida a Díaz Tezanos, el sindicato señala que el hecho de que exista una denuncia en los juzgados contra "un empleado público en concreto", en referencia a la que investiga el Juzgado de Instrucción número 3 de Santander por presuntas vejaciones y maltrato a menores, "no debe implicar ni debe cuestionar impunemente al conjunto de los empleados públicos" que prestan sus servicios en el centro.

A juicio de TU, a través de esta denuncia sobre un asunto "sin concluir judicialmente" se está sometiendo a los trabajadores de este centro a "un juicio paralelo y mediático" que les afecta tanto a ellos como al conjunto de empleados públicos del ICASS. Unos empleados, añade, que "son profesionales muy cualificados y entregados a su profesión" en una tarea "a veces complicada por la falta de medios y poco reconocida desde la Administración y la sociedad".

Por ello, "exige" a la consejera de Universidades, Investigación, medio Ambiente y Política Social que como máxima responsable política d ela Consejería de la que depende dicho centro "salga públicamente a defender la labor y el buen nombre de los empleados públicos, aclarando y proporcionando la información precisa" sobre este asunto a la opinión pública y "con total transparencia" para, de esta manera, "no permitir que se siga poniendo en entredicho y sometiendo a escarnio público y mediáticos" a los trabajadores.

En un comunicado, el sindicato considera que, independientemente de que "haya algún trabajador denunciado" y que esté pendiente de dirimirse en los tribunales la veracidad de las acusaciones, estos hechos "no pueden servir de excusa para meter en el mismo saco" a los trabajadores que prestan servicio en el citado centro, ni al resto de los que se dedican a atender a los menores.

Según TU, en el Centro de Atención a la Primera Infancia trabajan unos 20 profesionales entre técnicos superiores de Educación Infantil, personal de mantenimiento, cocina y limpieza, que atienden a unos 80-85 niños de entre uno y tres años.

Contador