8 de abril de 2020
 
Publicado 25/03/2020 17:35:25 +01:00CET

Smart Hospital refuerza y reorganiza servicios en Valdecilla para luchar contra el coronavirus

Valdecilla, torre D y pabellones
Valdecilla, torre D y pabellones - SMART HOSPITAL CANTABRIA

SANTANDER, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

Smart Hospital Cantabria (SHC), sociedad formada por Ferrovial y SIEC que presta 12 servicios no clínicos del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, ha reforzado algunos servicios y reorganizado las tareas en la mayoría, de modo que simultáneamente se atiendan las zonas hospitalarias que registran una presión especial y se reduzca la posibilidad de contagios por coronavirus dentro de una plantilla que supera las 600 personas.

En un comunicado, SHC destaca que trabaja en estos días "codo con codo" con el centro sanitario para atender la nueva situación derivada del "crucial combate" contra la epidemia producida por la expansión del coronavirus Covid-19.

SHC elogia el "compromiso ético y social" de sus empleados, que "en muchos casos se han ofrecido a trabajar, si fuera preciso, más allá de sus jornadas habituales, si con ello se favorece un mejor funcionamiento del hospital en tan críticas jornadas". También están asumiendo con "total normalidad" las modificaciones de turnos que se efectúan para proteger mejor al trabajador y precaverse contra la cadena de contagios dentro y fuera de Valdecilla.

SHC añade que se siguen las instrucciones de la Dirección de Valdecilla expresadas en los correspondientes protocolos de conducta.
Según detalla, en el servicio de limpieza se ha reforzado el personal en Urgencias (con profesionales exclusivos en todos los turnos), las plantas de hospitalización de pacientes de coronavirus, UCI y quirófanos.

Se están impartiendo cursos de formación intensiva en riesgos biológicos, para incrementar la auto-protección y reforzar las buenas prácticas. Desde el 14 de marzo el servicio de televisión en habitaciones ofrece gratis sus canales a los pacientes ingresados en las plantas donde se trata a los enfermos de coronavirus, teniendo en cuenta que estas personas no pueden ni recibir visitas, ni salir de la habitación.

Asimismo, se ha pasado a utilizar material desechable en el servicio de comidas a las habitaciones con pacientes de Covid-19. Ese material se retira y pasa a los contenedores de residuos biopeligrosos.

Las labores administrativas presenciales se han reducido al mínimo, acudiéndose al teletrabajo y con un pequeño retén de oficina que guarda las precauciones según protocolo. En el servicio de mantenimiento, se han reorganizado los turnos para evitar el contacto entre uno y el siguiente, y también se ha habilitado un tercer vestuario, para minimizar contactos.

Asimismo, se individualizan las tareas y se concentran en "salas técnicas" (de calderas, por ejemplo), para minimizar la circulación por zonas con más presión de la epidemia. En otros servicios, como almacenes y logística, también se han reordenado horarios y rutinas para reducir las probabilidades de cercanía o contacto entre empleados.

En materia de gestión de residuos, se está generando un mayor volumen de residuos biopeligrosos, al diferenciarse y clasificarse los procedentes de casos de coronavirus.

Las cafeterías hospitalarias están cerradas y las máquinas de vending reflejan la caída en la asistencia de personas al complejo hospitalario, igual que el parking de Valdecilla Sur, donde la afluencia general se ha reducido de manera muy notable, debido a las reprogramaciones de actividad en Valdecilla. La entrada a este parking es gratuita para personal sanitario desde el sábado 21 de marzo.

Contador