Sniace plantea a los acreedores quitas de entre 50 y el 90%

Actualizado 11/01/2015 12:21:07 CET
Sniace
EUROPA PRESS

SANTANDER, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los acreedores de Sniace ya han recibido la propuesta de convenio con la que la compañía pretende hacer viable la fábrica de Torrelavega y en la que se plantean tres propuestas alternativas con quitas que van desde el 50% --que es el mínimo legal-- hasta el 90%.

En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, Sniace manifiesta a los acreedores su convencimiento de que la planta cántabra, integrada por las fábricas de Sniace, Viscocell y Celltech, será "viable" a medida que se supere la coyuntura económica actual y se despejen "las incertudumbres" sobre la regulación del mercado energético.

"El futuro del grupo es posible, manteniendo de ese modo gran parte de los puestos de trabajo directos, el impulso de la generación de riqueza y actividad económica en la comarca del Besaya a través de relaciones con terceros y el desarrollo y el fomento del I+D+i como modelo de crecimiento sostenible", indica la compañía.

Pero para ello hay que implementar otras medidas comenzando por la aceptación y el cumplimiento del convenio que la empresa propone porque es "la mejor opción para el pago del mayor importe de deuda posible en el mínimo tiempo, evitando una liquidación que reduciría el activo, provocaría nuevos y cuantiosos costes y alargaría el proceso".

Por ello, Sniace pide "la confianza y el compromiso" de sus acreedores y que se acojan a alguna de las tres propuestas alternativas. La primera plantea una quita del 50% y el pago del otro 50 se realizaría en base a un calendario con dos años de carencia y una espera posterior de siete años, sin devengo de intereses, todo ello a partir de que el convenio adquiera firmeza.

La segunda opción que plantea Sniace es una quita del 90% y una espera de tres años de acuerdo, pagándose tras ese periodo el 10 por ciento restante, un pago que se hará mediante transferencia bancaria, aunque indica que se reserva el derecho, eventualemente, de anticipar pagos prorrateados.

Finalmente, la tercera propuesta tiene carácter alternativo a las anteriores y supone la conversión del crédito en un préstamo participativo en los términos establecidos en la ley de Medidas Urgentes de carácter fiscal y de fomento y liberalización de la actividad económica. El préstamos generará un interés variable en función del beneficio obtenido por el Grupo Sniace en el ejercicio de su actividad.

Una vez expuestas las alternativas, ahora son los acreedores quienes deben decidir si apoyar o no la propuesta de convenio de Sniace que, además de las quitas, incluye el plan de viabilidad y el acuerdo laboral con los trabajadores, en el que se ha fijado la plantilla definitiva en 326 empleados.

COMITÉ ESPERA QUE LOS ACREEDORES RESPONDAN

El secretario del comité de empresa, Antonio Pérez Portilla, ha indicado en declaraciones a Europa Press que espera que los "acreedores respondan" y "se acojan a cualquiera de las tres alternativas" para que "no se liquide la fábrica" porque "nosotros lo que queremos es volver a trabajar".

Aunque ese convenio no es "asunto" de los trabajadores sino de los acreedores, el comité espera contar el lunes, 12 de enero, con toda la documentación para analizarla junto a sus asesores jurídicos para reunirse el jueves, día 15, para hacer balance.

Pérez Portilla ha considerado positivo que las alternativas que plantea el convenio sean para todo el Grupo, a pesar de que cada una de las empresas (Sniace, Vicocel y Celltech) tengan concursos individuales, porque "todas las fábricas forman un todo y están escalonadas".