Zuloaga deja Bezana para "conseguir un mejor futuro" para Cantabria

Zuloaga se despide de los vecinos de Bezana
AYUNTAMIENTO
Actualizado 20/06/2018 19:30:36 CET

SANTANDER, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga, ha dejado hoy oficialmente la Alcaldía de Santa Cruz de Bezana, en un Pleno extraordinario en el que se ha despedido de los vecinos y ha asegurado que desde su nuevo cargo, "no escatimará esfuerzos por conseguir un mejor futuro para Cantabria y para Santa Cruz de Bezana".

En la sesión se ha dado cuenta de su renuncia y se ha nombrado alcalde en funciones al primer teniente de alcalde, Manuel Pérez, que en diez días tendrá que convocar un nuevo pleno -previsiblemente la primera semana de julio- para la toma de posesión de los nuevos concejales que se incorporan a la Corporación, paso necesario para la elección del nuevo alcalde, que será el socialista Joaquín Gómez.

En su despedida, Zuloaga ha afirmado que durante siete años, los tres últimos como alcalde, ha desarrollado su vocación política en Santa Cruz de Bezana "con la intención de construir un mejor entorno de convivencia, y propiciar un Ayuntamiento abierto a la participación".

Ha añadido que los logros obtenidos han sido posibles gracias a un equipo de Gobierno formado por cuatro partidos (PSOE, PRC, ADVI e IU-Ganemos) que "ha sabido encontrar y compartir objetivos comunes para mejorar nuestro día a día y el futuro de Santa Cruz de Bezana".

"Hoy dejo la alcaldía, tras aceptar la propuesta de Pedro Sánchez de ser el delegado de su Gobierno en Cantabria. No escatimaré esfuerzos por conseguir un mejor futuro para Cantabria y para Santa Cruz de Bezana", ha afirmado.

El también secretario general del PSOE de Cantabria ha dado las gracias a los vecinos por sus "palabras de ánimo, críticas, aportaciones y sugerencias". "Escuchar, escucharos, me ha hecho crecer como persona, y también nos ha fortalecido como equipo de gobierno", ha asegurado.

Tras el capítulo de agradecimientos, el ya exalcalde ha destacado que "las instituciones quedan y las personas pasamos", que "nadie es imprescindible y todos somos responsables de lo que hacemos y de lo que decimos". "Creo en la palabra dada; y en hacer lo que se dice que se va a hacer", ha apostillado.

Zuloaga ha añadido que se va "con la tranquilidad de haber actuado siempre de corazón, tratando de acertar en cada una de las decisiones tomadas, pero siempre pensando lo mejor para todos", y de haber trabajado "con responsabilidad, transparencia, honradez, respeto y honestidad, siendo conciliador y tolerante".