Unas 700 personas se inscriben en el Registro de Voluntades Anticipadas de C-LM en su primer año de actividad


Actualizado 03/11/2007 16:22:14 CET

TOLEDO, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 696 personas se han inscrito en el Registro de Voluntades Anticipadas de Castilla-La Mancha, dependiente del Gobierno regional, en su primer año de funcionamiento, de las cuales 417 son mujeres y 279 hombres.

Este es el principal dato que se desprende de los doce primeros meses de actividad de este nuevo servicio, que se presta desde octubre de 2006 en cada una de las cinco delegaciones provinciales de Sanidad, y que tiene como principal objetivo garantizar el ejercicio de este derecho que refuerza la autonomía del ciudadano como paciente, informó la Junta en nota de prensa.

Así, los castellano-manchegos que decidan dejar por escrito sus instrucciones sobre el cuidado y el tratamiento que desean recibir o no en aquellas situaciones de enfermedad irreversible en la que se vean incapacitados para manifestar su voluntad al equipo sanitario que le atiende o a sus familiares, pueden inscribir ese documento para su constancia y custodia en este Registro de Voluntades Anticipadas que ha puesto en marcha el Gobierno regional.

De las 696 personas inscritas en el registro regional, 273 corresponden a la provincia de Toledo, 186, a la de Ciudad Real, 116, a la de Albacete, 84, a la de Guadalajara, y 37 a la provincia de Cuenca.

Por otro lado, el 30% de los inscritos han expresado su deseo de donar los órganos tras su fallecimiento. De ellos 132 son mujeres y 73, hombres. Y el 42% de los inscritos (292) son personas con edades comprendidas entre los 30 y 59 años.

Los principales motivos para inscribirse son los relacionados con los cuidados paliativos, el innecesario esfuerzo terapéutico en caso de enfermedad terminal y la donación de órganos.

VIDA DIGNA.

Este registro forma parte del desarrollo de la Ley de Voluntades Anticipadas aprobada en junio de 2005 por las Cortes regionales, un nuevo derecho que refuerza la autonomía del ciudadano como paciente, con el objetivo de poder tener una vida digna hasta el final.

El ciudadano puede formalizar e inscribir su declaración de voluntades anticipadas en el registro autonómico mediante cita previa, solicitada por teléfono, a la Delegación de Sanidad, con el fin de evitar desplazamientos innecesarios.

La inscripción del documento en el registro no es obligatoria, sino opcional, ya que también se puede dar validez a este documento ante un notario o ante tres testigos, que deberán ser mayores de edad y con plena capacidad de obrar.

Desde la Consejería de Sanidad se señala que es aconsejable inscribir el documento en el registro porque facilita el acceso del personal sanitario al contenido de la declaración cuando así lo requiera la situación. Además, se cederán los datos al futuro Registro Nacional de Instrucciones Previas para asegurar el acceso a estas declaraciones no sólo en la comunidad autónoma sino en el resto de España.

Este documento puede ser modificado, sustituido o revocado en cualquier momento, siempre que se cumplan los requisitos exigidos para su formalización. Así, el último documento otorgado será el válido.

Además, se permite a la persona que lo suscriba establecer el destino, una vez fallecida, de su cuerpo y de sus órganos, lo cual agilizará mucho las donaciones, un hecho muy importante para que Castilla-La Mancha continúe avanzando en este campo.