La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui prevé que este verano 50 familias de Toledo acojan a niños saharauis


Actualizado 13/06/2007 15:30:00 CET

TOLEDO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui prevé que este verano cerca de 50 familias de la provincia de Toledo acojan a niños saharauis entre siete y doce años dentro del programa "Vacaciones en Paz". En 2006 la asociación trajo a 34 niños, y catorce de ellos llegaron a Toledo capital, según informó hoy su presidenta Francisca López-Rey Moraleda.

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañada de dos vocales de la asociación Ángela Jiménez y Mari Carmen Gutiérrez, respectivamente, y una mujer saharaui Siniya Hinin, afirmó que desde hace quince años Castilla-La Mancha está integrada en este programa, a través del cual se da la posibilidad a niños saharauis de poder pasar dos meses en España con familias, "con las que se crea un vínculo especial".

Para estos niños el venir a España es un premio por su comportamiento escolar, y además es una forma de escapar de las altas temperaturas del Sahara en esta época del año. Este territorio llega a alcanzar cerca de los 60 grados. También, el hecho de que estos niños vengan a España sirve para hacerles reconocimientos médicos que luego continúan en sus campamentos de origen.

La presidenta de la Asociación quiso dejar claro que son niños que vienen a España de vacaciones, por lo tanto no se les puede adoptar, "ya que tienen a sus familias que les esperan con impaciencia. Son niños refugiados". Entre las instituciones colaboradoras se encuentran la Delegación Saharaui en Castilla-La Mancha, Asociaciones de Amigos del pueblo Saharaui, las diputaciones y la Junta.

En la provincia de Toledo, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui cuenta con los pueblos de Burguillos, Cobisa, Cuerva, Guadamur, Mascaraque, Mazarambroz, Menasalvas, Nambroca, Navahermosa, Polán, Pulgar, Ventas y San Pablo.

El año pasado llegaron a toda la región más de 1.000 niños. Los jóvenes comenzarán a llegar en el mes de julio, aunque antes se desplazarán a Herencia (Ciudad Real) desde donde serán trasladados a las diferentes provincias.

Los viajes son sufragados por los ayuntamientos. Además, dos veces al año las familias que han acogido a un niño van al lugar donde viven para mantener el contacto, creándose de esta forma un vínculo con la familia saharaui "difícil de olvidar ya que es un familiar más". Asimismo, las asociaciones permanecer en contacto con las familias que los acojan y les hacen un seguimiento por si acaso surgiera algún problema.

Por otra parte, Francisca López-Rey Moraleda recordó que desde que se dejaron las armas por parte de los saharauis y Marruecos y acordaron el plan de arreglo para el Sahara Occidental, --la celebración de un referéndum justo y libre-- la ONU aún no ha sido capaz de hacer que Marruecos cumpla los acuerdos firmados con el Sahara. Desde el 21 de mayo de 2005 hay una gran represión y ya han muerto dos saharauis jóvenes.

La presidenta de la Asociación confío en que en la reunión que el próximo 18 de junio mantendrán Maruecos y el Frente Polisario a 30 kilómetros de Nueva York se llegue a un acuerdo. A juicio de Moraleda, Marruecos "tiene una oportunidad de ser serio y no ser absurdo y egoísta, y devuelva la tierra que no es suya", concluyó.