Catalá confía en que el nuevo Gobierno catalán "cumpla sus obligaciones" y nunca más sea necesario aplicar el 155

Actualizado 26/12/2017 10:33:03 CET

TOLEDO 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha mostrado confiado este lunes en que el nuevo Gobierno catalán "cumpla con sus obligaciones" y se dedique a la gestión de los asuntos que son de su competencia y no a promover "movimientos secesionistas que son contrarios a la Constitución".

"Ojalá sea así y que nunca más sea necesaria la aplicación del 155", ha indicado a preguntas de los medios Catalá con motivo de su visita a los juzgados de Ocaña (Toledo), donde ha indicado que el artículo 155 es "una anomalía porque surge frente al incumplimiento de sus obligaciones por parte de un gobierno" que, ha añadido, debe estar "para atender el interés general y no para crear problemas".

Preguntado por la información publicada por El Mundo que señala que las entidades independentistas planearon obligar a los Mossos a desobedecer durante el 1-O, ha indicado que las investigaciones se están llevando a cabo por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Fiscalía y el poder judicial.

Catalá ha explicado que se trata de informaciones que se están incorporando a la causa, que las tendrá en cuenta el juez instructor y que tendrán las "consecuencias penales que puedan traer consigo si se prueban". Así, ha pedido dejar trabajar a la justicia que, bajo su punto de vista, "está haciendo un magnífico trabajo".

"Las conclusiones que tenga que sacar el juez instructor y, posteriormente, cuando se tenga que llevar a cabo el enjuiciamiento, veremos cómo se valoran esas circunstancias, si están suficientemente probadas y pueden ser elementos que contribuyan a dictar la sentencia correspondiente en su momento", ha argumentado.

EL DISCURSO DEL REY

Por último, el ministro de Justicia se ha referido al discurso de Navidad de Rey Felipe VI y ha apuntado que puso de manifiesto "una vez más" los valores de convivencia, la "fortaleza" del Estado democrático y "el gran proyecto" que es España para todos los españoles".

"Está orientado hacia el futuro pero hacia el aprendizaje de toda nuestra experiencia de convivencia democrática. Seguro que hemos acertado muchas veces y algún error hemos cometido, por eso en el futuro las reformas que deban llevarse a cabo tienen que tomar como punto de partida nuestro origen común, la convivencia y todos los éxitos de estos años", ha defendido.

"Esa es la línea en la que estamos todos y en la que también está el Gobierno. Ser capaces de promover reformas, de ser mejores cada día. En ese contexto las reformas pueden ser de muy diversa índole, ¿de la Constitución también? Pues muy posiblemente. De hecho está conformada una Comisión en el Congreso para reflexionar sobre estas cosas", ha argumentado el ministro.

"Ese gran proyecto que es España y que hemos construido entre todos tiene un gran futuro y ese futuro lo construiremos juntos con toda seguridad. Eso es lo que decía el Rey y estoy de acuerdo con ese planteamiento", ha concluido.