Actualizado 21/08/2007 21:06 CET

El CERI de Sevilleja de la Jara (Toledo) analiza dos pollos de águila imperial que se hallaron muertos en Los Yébenes

TOLEDO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Estudio de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara (Toledo), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, analiza ya los dos pollos de águila imperial aparecidos muertos por posible electrocución en el mismo apoyo de un tendido eléctrico situado en el término municipal de Los Yébenes.

Ambos ejemplares habían nacido este año, eran hermanos y procedían de un nido próximo, según indicó el director general de Política Forestal, José Ignacio Nicolás, informó la Junta en nota de prensa.

Los dos habían sido radiomarcados dentro del Programa de marcaje y radioseguimiento que tiene puesto en marcha la Consejería para el estudio y seguimiento de la especie, conocer los hábitats, costumbres, zona de dispersión y también los posibles puntos negros donde pueden verse afectados los ejemplares que forman parte del mismo.

Uno de ellos se encontraba marcado con un emisor convencional y el segundo con un emisor GSM (teléfono móvil) que emite mediante un mensaje telefónico que se envía periódicamente tanto la posición del ave, como los datos sobre su actividad, velocidad de desplazamiento, dirección y altura de vuelo.

De esta forma, los últimos datos recibidos por el emisor apuntaban a una ausencia de desplazamiento de los pollos, extremo que ha sido confirmado hoy al ser recogidos muertos por los agentes medioambientales de la zona debajo del apoyo de dicho tendido eléctrico.

El director general manifestó que el CERI realizará la necropsia de las aves. Además se ha activado el protocolo de actuación dentro del Plan regional de lucha contra el uso de cebos envenenados para descartar otra posible causa.

José Ignacio Nicolás apuntó que desde la Consejería se están realizando proyectos de corrección de diversos tendidos eléctricos en esta zona que incluirán dicho tendido. Asimismo se realizará la investigación oportuna para conocer el propietario del tendido donde han sido encontradas con objeto de alcanzar un acuerdo para mejorarlo y evitar nuevas electrocuciones.

CONSERVACIÓN DE LA ESPECIE.

Durante el año 2007, la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha realizado una docena de marcajes dentro del Programa de Marcaje y Radioseguimiento del águila imperial.

A pesar de este tipo de muertes accidentales, la población de águila imperial en Castilla-La Mancha se ha duplicado en los últimos ocho años alcanzando las 73 parejas reproductoras.

Lo más leído

  1. 1

    Fallece Maradona a los 60 años tras sufrir una parada cardiorrespiratoira

  2. 2

    Unos 75.000 pensionistas cobrán menos este mes al elevarles la retención por embargos con Hacienda

  3. 3

    Hay un gemelo del Sol en la región de la que vino la señal Wow!

  4. 4

    Rescatadas 29 personas en una patera frente a Costa Ballena en Chipiona (Cádiz)

  5. 5

    La agonía de un explorador polar, contada por una mancha en su diario