Clos ve "imprescindible" retomar el impulso de Europa porque el "estancamiento" no es bueno para el futuro


Actualizado 20/10/2007 16:54:01 CET

Apunta la necesidad de concertar con Italia un acuerdo estratégico en el Mediterráneo en materia de inmigración

TOLEDO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, se mostró hoy convencido de que es "imprescindible" retomar el impulso de Europa porque "este estancamiento, este ir tirando, esta sensación de que no hay un retroceso pero tampoco un papel dinámico y activo, no es buena ni para la economía, ni para el crecimiento europeo ni para el futuro".

En la clausura de la 8ª edición del foro de Diálogo España/Italia celebrado en Toledo y tras la intervención del ministro italiano para el Desarrollo Económico de Italia, Pierluigi Bersani, Clos señaló en este sentido que la firma del Tratado de Lisboa es "la clase de noticia que esperábamos y necesitábamos como agua bendita".

Aseveró que esa rúbrica es una "noticia excelente que deberíamos aprovechar Italia y España para alimentar y poner fuego en esta caldera" y ver, dijo haciendo un símil con la película de los Hermanos Marx, "si la máquina de tren va a cierta velocidad".

A su juicio, es necesario "despertar la máquina" y que la economía europea crezca, especialmente la del "gran centro económico" que forman Alemania, Italia y Francia, "porque si no es muy difícil que Europa pueda hacer o financiar las reformas que permitan hacer las transformaciones necesarias".

Joan Clos dijo tener la sensación de que todavía hay que hacer "muchos esfuerzos" para tener una economía dinámica pero matizó que "si no lo hacemos, difícilmente tendremos el impulso para afrontar las nuevas realidades que llegan de Asia" o para realizar una nueva política de inmigración y diálogo con el norte de África.

Por ello, invitó a los asistentes al Foro a que la aportación "sea la de renovar y desestabilizar, en el mejor sentido de la palabra, para revitalizar los procesos europeos" que, en opinión del ministro de Industria, Turismo y Comercio, están "un poco lánguidos".

ACUERDO INMIGRACIÓN.

De otro lado, habló de la inmigración y de la necesidad de volver a concertar con Italia un profundo acuerdo estratégico en el Mediterráneo para ayudar al desarrollo económico de esos países, pues "nadie como España e Italia para convencer al resto de países de esta importancia económica y estratégica".

En este punto, Clos destacó que la población de España ha pasado en seis años de los 36 millones a los 44 millones de habitantes, lo cual ha traído "buenos resultados" en algunos aspectos y nuevos problemas en otros --como la inmigración ilegal--, y recordó que si antes el "campo de actuación" era el Magreb ahora lo es "toda África".

El cambio climático fue otro de los aspectos abordados en este Foro sobre el que Clos hizo especial hincapié, convencido de que en la revisión del Protocolo de Kioto la energía debería hacer frente a la mayor consignación de CO2, un debate que no es fácil abordar por las condiciones de los diferentes países pero en el que España e Italia, con condiciones similares, debería coordinarse "al máximo".

Finalmente, el ministro habló de las telecomunicaciones, y de la necesidad de construir grandes empresas para conseguir "dinamismo e inversión" pero también de "inyectarnos un poco más de agresividad y competitividad" para lograr "buenos precios e inversión", seguro de que hay que "despertar del sueño confortable de las protecciones que nos hemos dado" o de lo contrario "perderemos la mayor".

También habló Clos del Proceso de Barcelona y de la idea de crear un Banco del Mediterráneo "o lo que sea" para ayudar a los países de esta zona del mundo pues "no podemos ir a velocidad de crucero viendo cómo están las cosas en la ribera sur", donde hay situaciones "muy cambiantes".

En el acto de clausura del Foro también participó el presidente de la Fundación CIBOB, Narcís Serra, y el secretario general de AREL, Enrico Letta, que destacó como relevantes para abordar el año próximo --cuyo lugar de encuentro se decidirá en próximas semanas, aunque tendrá lugar en los meses de octubre y noviembre de 2008 en Italia-- la creación de un espacio específico para las finanzas y la competencia y los mercados asimétricos.