21 de febrero de 2020
 

Cospedal niega que se haya suprimido la prueba del talón a los bebés


Actualizado 22/02/2012 15:42:30 CET
Cospedal En Mocejón
EP/JCCM

Castilla-La Mancha solicita a Mato un catálogo único de pruebas congénitas para que haya homogeneidad entre todas las CCAA

TOLEDO, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y el consejero de Sanidad y Asuntos sociales, José Ignacio Echániz, han negado que el Gobierno castellano-manchego haya suprimido o reducido la prueba del talón a los recién nacidos en los hospitales de la región.

Cospedal ha asegurado que "no ha desaparecido ninguna prestación" y ha añadido que "la prueba sigue siendo la que ha sido tradicionalmente, con excepción de unos meses donde se puso en práctica un kit de un laboratorio".

Con estas declaraciones la presidenta regional da por zanjada esta "polémica" que "algunos interesadamente han querido convertir en una mentira más contra un Gobierno distinto al que ha gobernado tradicionalmente en Castilla-La Mancha".

Cospedal ha hecho estas consideraciones durante la visita que ha realizado al centro ocupacional 'La alegría' de Mocejón (Toledo) después de que apareciera en varios medios la denuncia del presidente del Colegio de Médicos de Ciudad Real, Ramón Garrido, en la que aseguraba que el SESCAM había reducido el número de pruebas de talón a los bebés.

"VIGENTE DESDE HACE 30 AÑOS"

Por su parte, el consejero de Sanidad y Asuntos sociales, José Ignacio Echániz, que también se ha desplazado a Mocejón, ha confirmado que las conocidas como pruebas del talón --"vigentes desde hace 30 años"-- se siguen practicando en los centros sanitarios de la región, tal y como siempre se han realizado para la detección del hipotiroidismo y la fenilcetonuria.

Además de estas dos pruebas, que son las únicas preceptivas y que se realizan en todas las comunidades autónomas, en Castilla-La Mancha se realiza el test de diagnóstico de la hiperplasia suprarrenal congénita. Esta prueba sólo se practica en Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León, Extremadura y Madrid, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La detección precoz de enfermedades congénitas forma parte de los programas de prevención del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que están orientados a aquellas enfermedades con una mayor prevalencia entre la población y que, como en el caso de las tres antes citadas, tienen tratamiento.

"Es muy importante destacar que en nuestra región la detección precoz en neonatos tiene una cobertura del cien por cien de los recién nacidos", ha asegurado el consejero.

A lo largo de los últimos meses, se han realizado test de control en el espectómetro de masas de las instalaciones de esta Consejería en Talavera de la Reina (Toledo), con el fin de valorar la eficacia de distintos 'kits' de diagnóstico regalados con ese fin por un laboratorio.

Según el consejero, esto no supone "ampliación de la cartera de servicios, circunstancia de la que todos los profesionales del SESCAM son conocedores, pues para ello habría sido necesario primero su aprobación técnica, en segundo lugar la publicación oficial y, en tercer lugar, la solicitud del consentimiento informado a los padres, tres circunstancias que no se han producido".

COMISIÓN DE SALUD PÚBLICA

El consejero ha informado de que este miércoles la directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo de Castilla-La Mancha, Dolores Rubio, está participando en la Comisión de Salud Pública que reúne a todos los directores generales del ramo en la sede del Ministerio.

En este encuentro, Rubio ha solicitado en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha el desarrollo de un catálogo único de pruebas congénitas para que haya homogeneidad entre todas las comunidades autónomas y no exista "el auténtico desastre de descoordinación generado por el Gobierno socialista".