Actualizado 19/04/2007 23:01 CET

El cuerpo del guardia real tiroteado en Madrid se traslada mañana a Alcázar de San Juan, donde será enterrado el sábado

ALCÁZAR DE SAN JUAN (CIUDAD REAL), 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El cuerpo del joven guardia real ciudadrealeño que falleció esta madrugada, al que se realiza la autopsia en Madrid, será trasladado mañana a la localidad de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), de donde era procedente y donde será enterrado el sábado, a las 10.30 horas.

José Javier Cepeda Torrijos, falleció en el distrito madrileño de Usera tras recibir un disparo a quemarropa cuando se dirigía al Metro, venía del cumpleaños de uno de sus mejores amigos, informaron a Europa Press fuentes cercanas a la familia.

Alrededor de las 01:00 horas, los amigos dejaron a José Javier a la altura del número 47 de la calle de Mirasierra, una esquina cercana a una de las entradas de la estación de Usera, después de haber estado celebrando con su grupo de amigos el cumpleaños de uno de ellos. Las personas que acompañaron a la víctima durante sus últimas horas de vida no encuentran motivos para su asesinato y aseguraron que José Javier no tenía problemas con nadie, informaron las mismas fuentes.

El guardia real, natural de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), llevaba varios años viviendo en la capital. Una de sus aficiones era la música y de hecho aún pertenecía a la Orquesta Daiquiri de su pueblo.

Fuentes policiales precisaron que el joven llevaba en el momento del suceso una identificación de cabo del Ejército. Algunos testigos vieron como dos personas, que habían realizado dos disparos (a pesar de que la víctima sólo presentaba una herida de bala), salían huyendo del lugar. El Grupo de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación.