Desarticulado un grupo criminal que estafaba utilizando tarjetas de crédito clonadas

Actualizado 30/10/2018 14:31:02 CET

ALBACETE, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Villarrobledo (Albacete), en el marco de la operación 'Livaro' han detenido a cuatro personas, de entre 26 y 31 años de edad, vecinos de Segovia y Barcelona, como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa continuada, falsificación de documentos públicos y privados, usurpación de estado civil y blanqueo de capitales.

Las investigaciones se iniciaron en de septiembre de 2016, tras la denuncia que un vecino de La Roda presentó ante la Guardia Civil de su localidad en la que comunica que había detectado varios cargos en su tarjeta de crédito que no había autorizado, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Una vez recogida la denuncia, los agentes de la Guardia Civil que se hicieron cargo de la investigación comenzaron a estudiar estos cargos fraudulentos, comprobándose que se correspondían con compras online de varios productos, así como de pago de micro-préstamos solicitados igualmente online en varias mercantiles, ascendiendo estos cargos a 4.600 euros.

Primeramente, el jefe del grupo criminal se dedicaba a captar a las mulas económicas, mediante anuncios de falsas ofertas de trabajo en páginas de Internet, a las que ofrecía unos ingresos rápidos por únicamente recibir dinero en sus cuentas y posteriormente transferirlo a otras. Los contactos entre esta persona y las mulas se realizaba siempre a través de servicios de mensajería instantánea y chats de páginas de Internet.

Tras la captación de las mulas, el siguiente paso era obtener copias de sus documentos personales y de sus cuentas bancarias para seguidamente solicitar a nombre de ellas micro-préstamos en plataformas y mercantiles autorizadas del ramo de las finanzas, siempre de forma online.

Una vez obtenido el dinero de estos micro-créditos, que era ingresado en las cuentas de las mulas, estas lo transferían mediante transferencias bancarias o bien mediante ingresos en cajeros a la cuenta de la persona encargada de blanquearlo, mediante la transformación de moneda de curso legal a moneda virtual (bitcoin).

Para el pago de los micro-créditos utilizaba tarjetas bancarias clonadas a sus legítimos propietarios, emitidas tanto en España como en el extranjero, realizando igualmente compras por Internet en comercios con plataforma de venta digital.

Una vez desmantelado este grupo criminal la Guardia Civil pudo esclarecer nueve delitos de estafa, por uso fraudulento de tarjeta de crédito, dos de falsificación de documentos públicos y privados, dos de usurpación de estado civil, un delito de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a grupo criminal.

Las diligencias policiales, instruidas por el Equipo Territorial de Policía Judicial de Villarrobledo, fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de La Roda que entiende del caso.