Actualizado 29/04/2007 14:58 CET

Las entidades locales de CLM dispondrán gracias a la FEMP de un sistema de indicadores que evalúe su actividad cultural

TOLEDO, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las entidades locales de Castilla-La Mancha ya disponen de un sistema de indicadores que ha elaborado la Federación Española de Municipios y Provincias, enmarcado en el Marco de la Agenda 21 de la Cultura y que sirve para evaluar la actividad y la política cultural de los Ayuntamientos.

Según explicó a Europa Press la directora del Área de Cultura de la FEMP, Juana Escudero, se trata de una experiencia "pionera" incluso a nivel internacional y que se diseña como una herramienta de autoevaluación orientada a la calidad y la mejora continua y como fórmula para mejorar los sistemas de información cultural local.

Metodológicamente, está pensada para convertirse en un sistema de implementación progresiva y gradual, y así, de los casi 70 principios, compromisos y recomendaciones que contiene la Agenda 21 de la cultura, el Sistema de Indicadores contempla una selección de temas que pretende incluir los aspectos más relevantes de dicha Agenda.

De este modo, el Sistema de Indicadores hace referencia a cuestiones marco como la cultura y desarrollo social, económico, urbano; la transversalidad de las políticas culturales; la cultura y participación ciudadana; la accesibilidad de la oferta cultural; el papel de las iniciativas relacionadas con la memoria y la innovación en la construcción de la identidad local

Estos ámbitos temáticos concentran las principales prioridades y áreas de interés actuales de la mayoría de las administraciones locales y son objeto de un amplio espectro de actuaciones enfocadas a alcanzar objetivos concretos.

OBJETIVO

El objetivo general del proyecto es desarrollar indicadores que sean herramientas prácticas a nivel local en las áreas seleccionadas y que sirvan para orientar, señalar o indicar cuestiones de importancia o áreas prioritarias que definan las políticas culturales locales.

Asimismo, explicó que para utilizar un indicador es necesario disponer de datos cualitativos y cuantitativos, algunos fácilmente accesibles y otros más complejos, de ahí que su disponibilidad o no sirva para hacer reflexionar a las Corporaciones Locales sobre sus sistemas de información cultural, la calidad de los mismos y la oportunidad de invertir recursos en ellos para mejorar su alcance.

Los indicadores también permitirán establecer comparaciones, tanto en el tiempo, detectando tendencias, observando impactos de determinadas políticas o acciones, evaluando la eficiencia de las mismas con respecto a sus objetivos, como entre realidades locales diversas, consideró.

La iniciativa de este proyecto partió de la FEMP y ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura, en la idea de orientar las políticas culturales locales hacia los principios recogidos en la Agenda 21 de la cultura, así como la implantación de sistemas de información y procesos de planificación en la aplicación de la política cultural por parte de la Administración Pública.

El alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, presidente de la Comisión de Cultura de la FEMP, ha encargado hace breves fechas en la sede de la FEMP, junto al director general de Cooperación y Comunicación Cultural del Ministerio de Cultura, Carlos Alberdi, este sistema que pretende convertirse en una guía práctica de orientación para la formulación de las políticas culturales locales.