Actualizado 22/07/2012 20:45 CET

El Festival de Teatro Clásico de Almagro ha superado el 75% de ocupación, según su directora

Corral de Comedias de la localidad de Almagro
EUROPA PRESS

CIUDAD REAL, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La directora del Festival Internacional de Almagro, Natalia Menéndez, se ha mostrado satisfecha con la respuesta que está teniendo el público con el certamen dramático "tras los temores iniciales que tuvimos al haber sacado a la venta las entradas un mes después de lo habitual por cuestiones políticas", pero ha asegurado que la gente "está respondiendo muy bien y a pesar de la crisis ya hay una ocupación que supera el 75 por ciento".

Menéndez ha indicado en un primer balance de la edición de este año realizado a Europa Press que han detectado desde la organización que el público ha cambiado, en general, la forma de adquirir las entradas, ya que si en años anteriores "se vendía mucho por Internet, este año la taquilla es uno de los puntos principales e incluso se ha tenido que reforzar el personal para atender la demanda".

Exceptuando ese cambio en las costumbres, lo que sí ha destacado Menéndez es la "buena acogida" que han tenido la mayoría de las obras presentadas en las primeras semanas del festival, desde 'La Vida es Sueño', de la CNTC --"que es uno de los grandes éxitos de esta edición"--, hasta 'Yo soy Don Quijote', pasando por 'La dama boba' o 'El coloquio de los perros'.

"Estamos felices con la respuesta del público y con la acogida que ha tenido la incorporación de la Plaza de Santo Domingo como nuevo escenario en esta edición", ha aseverado.

LO QUE QUEDA

Por otro lado y en lo que se refiere a lo que resta de Festival, Menéndez ha destacado que "aún hay obras muy interesantes que el público no debería perderse, como es el caso de 'El atolondrado', dirigido por Ricardo Behrens los días 26, 27 y 28 en la Plaza de Santo Domingo; o 'Noche de Reyes', en Áurea, los días 26 y 27.

"Aún quedan muchos espectáculos por ver, todos de una gran calidad y lo que esperamos es que la gente se anime a abandonar la butaca de su casa para cambiarla por la del teatro, donde van a vivir inolvidables aventuras que les ayudarán a olvidar, por un rato, los problemas diarios y la crisis", ha subrayado. "Debemos hacernos un regalo y no permitir que nos quiten este disfrute".