Gismera presta declaración ante la Comisión de Garantías de CSI.F convencido de su baja definitiva


Publicado 11/08/2015 17:09:51CET

GUADALAJARA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

José Luis Gismera, tras declarar ante la Comisión de Garantías de CSI.F a nivel nacional después de ser cesado cautelarmente como presidente de la central sindical en Guadalajara y suspendido de militancia, tiene el "profundo convencimiento" de que antes del próximo congreso estatal le comunicarán la baja definitiva.

Después de algo más de 20 años al frente del sindicato como presidente, Gismera ha lamentado que por las ambiciones de un grupo de personas, algunas de ellas pertenecientes a la Ejecutiva Regional, se le haya abierto un expediente por distintas razones, algunas de ellas admitidas por el ya ex dirigente del sindicato de manera aún cautelar, pero a las que no atribuye la importancia que se quiere dar.

"Realmente yo si he cometido alguna vulneración del reglamento", ha manifestado, con referencia concreta a hechos como el de reducir la cuota fijada a los afiliados en Guadalajara, pero ha insistido en que detrás de todo esto hay "una maniobra mezquina" del Comité Ejecutivo Autonómico, de la que ahora "se quieren desmarcar".

En declaraciones a Europa Press, Gismera ha lamentado que el sindicato esté perdiendo militancia como consecuencia de unos hechos detrás de los cuales hay personas con nombres y apellidos. En todo caso, para Gismera, su declaración ante la Comisión de Garantías "no es más que un paripé alucinante".

Por este motivo y con el fin de lavar su imagen, ha puesto esto en manos de unos abogados porque no quiere que se ponga en entredicho su nombre "por unos personajillos que no se merecen estar en el sindicato".

"Se me acusa de unos hechos nimios, simplezas sin gravedad", ha insistido este médico de carrera que está a punto de jubilarse después de pasar más de dos décadas al frente de este sindicato en Guadalajara, que tiene muy claro que no quiere permanecer ya en una organización "que defiende más a la cúpula que a las bases".

Ha reconocido errores pero ha incidido en que aunque puede que se haya hecho algo mal, "lo que nunca hemos hecho es nada malo", ha apostillado.