Publicado 04/11/2015 21:14CET

Gobierno C-LM rechaza el desalojo de El Cavero y recuerda que ha sido la única Administración que ha aportado soluciones

TOLEDO, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha expresado su "rechazo" y "desacuerdo" con el desalojo previsto para este jueves, 5 de noviembre, de las 43 familias que residen en el asentamiento de El Cavero, en Olías del Rey (Toledo), en una parcela propiedad de la Tesorería General del Estado.

En un comunicado, el Ejecutivo regional considera que esta situación "se podría haber evitado si hubiera existido una verdadera voluntad política por parte del Gobierno central" y quiere dejar claro que ha sido la "única" administración que en los últimos cuatro meses ha ofrecido soluciones concretas para evitar este desalojo

Durante este tiempo, el delegado de la Junta en Toledo ha realizado diversas gestiones con la Tesorería General de la Seguridad, propietaria del terreno, y el juzgado, con el objetivo de ampliar en varias ocasiones el plazo del lanzamiento de estas familias y poder adquirir la parcela en la que se ubican.

Desde la paralización del primer lanzamiento, el pasado 29 de julio, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha estado trabajando en un Plan Social de Acompañamiento, desarrollado por la Asociación Socioeducativa 'Llere', a las familias de este asentamiento, que además de ayudarles en un proceso de realojo, también contempla medidas para favorecer su inclusión social.

Dicho plan, dotado con 35.000 euros por el Gobierno regional, contemplaba un protocolo de actuación conjuntamente con los servicios sociales del Ayuntamiento de Olías, cuyo alcalde se ha negado a firmar a pesar de haberse comprometido a ello en la reunión que mantuvo con la Dirección General de Acción Social el 4 de agosto de 2015.

COMPRA DE LA PARCELA

Por otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha manifestó a través de la Delegación de la Junta en Toledo y de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, su deseo de adquirir la parcela en la que se ubica dicho asentamiento poniendo como única condición que el desalojo no se llevara a cabo durante el tiempo que duraran las negociaciones.

Ante la negativa de la Tesorería General de la Seguridad Social de paralizar el lanzamiento, el Gobierno de Emiliano García-Page ha acordado conceder una Ayuda Extraordinaria de Emergencia Social por cada unidad familiar para garantizar al menos seis meses de alquiler de una vivienda y que también pueden destinarse a manutención, garantizando así unas condiciones dignas a estas familias, sobre todo a personas mayores y niños.

El Gobierno regional ha criticado que la "intransigencia y la falta de sensibilidad" mostrada por el Gobierno de España hayan "dado al traste" con un plan social diseñado por técnicos de la Consejería de Bienestar Social y una entidad especializada en inclusión social como es la asociación socio-educativa 'Llere'.

Al mismo tiempo, ha lamentado que "el alcalde de Olías del Rey no haya querido colaborar en ganar tiempo para llevar a cabo el plan social, viéndose obligado como es su responsabilidad, en el último momento, a buscar un verdadero parche en forma de tiendas de campaña, que dada la climatología ofrece a las familias una salida poco digna a su situación y mucho menos normalizadora, lejos de los objetivos de inclusión que la Administración regional trabaja".