Actualizado 13/09/2014 16:01:55 +00:00 CET

El ICEX asegura que el veto ruso no tendrá "gran incidencia" en C-LM


frutas y hortalizas
Foto: EUROPA PRESS

Por su parte, UPA dice que es difícil cuantificar las pérdidas, mientras que la empresa cárnica Tello habla de 800.000 euros

   TOLEDO, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El delegado territorial de Instituto de Comercio Exterior (ICEX) en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, ha asegurado que el veto interpuesto en el mes de agosto a frutas, verduras y carnes frescas procedentes de varios países, entre ellos España, por parte del Gobierno ruso, a no va a tener una gran incidencia en las exportaciones de la región a este país, pues en todo 2013 las ventas de estos productos a Rusia dejaron 250.000 euros en la región.

   "Si no se exportara nada en 2014, las pérdidas supondrían poco dinero", ha defendido Morejón en declaraciones a Europa Press, al tiempo que ha precisado que las decisiones comerciales rusas, de tener efecto, se notarían en el segundo semestre del año, aunque las exportaciones a esta país son muy inferiores a las que se realizan a China o a cualquier otro país europeo.

   No obstante, ha explicado que el producto más demandado en Rusia de Castilla-La Mancha son los componentes de maquinaria, que no se han visto afectados, seguidos del vino, que también ha quedado excluido de este veto.

   Es por ello que ha insistido en que el veto de agosto va a tener una incidencia "mínima" sobre las exportaciones de la región, pues si el pasado ejercicio Castilla-La Mancha exportó por valor de 47 millones de euros, de enero a junio de 2014 ya ha exportado productos por 44 millones, lo que supone haber alcanzado ya el 95 por ciento de la cifra del 2013, dado que los productos estrella de la región, aceite y vino, han quedado fuera de esta 'guerra' comercial.

   Dicho esto, ha explicado que lo que sí ha tenido mayor incidencia en los productos de la región que van a Rusia "y ha pasado más desapercibido" son las medidas fitosanitarias que adoptó a principio de año sobre la carne de cerdo.

   Estas exportaciones dejaron en la región unos tres millones de euros en 2013 y en lo que va de año no han supuesto casi nada, ha indicado Morejón, quien, no obstante, ha querido quitar hierro al asunto dada la buena marcha de las exportaciones.

   Y es que el mercado ruso, según el responsable territorial del ICEX, no ha sido un mercado importante para los productos castellano-manchegos dada su complejidad, y quizás "debería serlo más".

AGRICULTURA HABLA DE "ESCASA" INCIDENCIA

   Por su parte, la Consejería de Agricultura también asegura que la incidencia del veto ha sido "escasa". Tal y como han asegurado desde la cartera de María Luisa Soriano a Europa Press, en la región se han registrado muy pocas peticiones de ayuda, pues la decisión de Rusia afecta tan solo a un 0,6% del volumen de exportación.

   Lo que sí ha solicitado esta semana la consejera María Luisa Soriano es que la Unión Europea vuelva a poner en marcha "lo antes posible" las ayudas para los agricultores afectados, después de que Bruselas haya suspendido de forma temporal los 125 millones en ayudas para la retirada de algunas frutas y hortalizas al detectar algunas anomalías en las peticiones de algún Estado miembro.

UPA DICE QUE HAY DIFICULTAD PARA CUANTIFICAR LAS PÉRDIDAS

   En todo caso, un mes después de que Rusia decidiera vetar las exportaciones de frutas, verduras y otros productos cárnicos procedentes de países europeos, las consecuencias que esta decisión geopolítica ha tenido en la región no son unánimes.

   Por su parte, el secretario regional de UPA, Julián Morcillo, ha admitido la dificultad a la hora de cuantificar las pérdidas que el veto ruso ha generado en el campo castellano-manchego, pues esta decisión ha tenido "otras consecuencias".

   Así, ha criticado que las grandes distribuidoras han aprovechado esta prohibición para "especular" con los precios de muchos productos que salen de la región, que también se han visto desplazados en los lineales de los supermercados.

   Según el responsable regional de UPA esto es lo que ha pasado con la sandía y el melón, producciones muy importantes en Castilla-La Mancha, que se han estado vendiendo a precios "ridículos", pues las grandes cadenas de producción los han usado como reclamo.

   Algo parecido ha ocurrido en la comarca de Hellín, donde cerca de 3.000 toneladas de frutas, principalmente melocotón y nectarina, se vieron afectadas por el veto ruso. De ese total, Morcillo ha indicado que las industrias transformadoras han podido retirar en estas semanas cerca de 1.000 toneladas para la realización de zumos, pero pagando el producto base a un coste muy bajo.

   Según Morcillo, hay otros cultivos como el brócoli y la coliflor que empiezan a recolectarse ahora y que también se van a ver afectados por la imposibilidad de exportar a Rusia.

   A esto se añade la "lentitud" con las que se han gestionado las "escasas" ayudas puestas en marcha por la Unión Europea. "En el caso de Castilla-La Mancha hasta el pasado miércoles no sabíamos cómo articular el procedimiento de solicitud", ha criticado Morcillo, que ha añadido que esta circunstancia ha propiciado que en la región se hayan registrado "pocas" solicitudes de ayuda.

   Respecto a las provincias más dañadas, Morcillo ha dicho que las pérdidas se han repartido en toda la región, y si Albacete capitaliza la producción de frutas y verduras, Toledo centraliza la de tomate y Ciudad Real la de melón y sandía.     GRUPO TELLO, UNO DE LOS AFECTADOS

   Uno de los afectados por la decisión del Gobierno ruso es el Grupo Tello, situado en el municipio toledano de Totanés. Su director general, Alfonso Alcázar, ha explicado a Europa Press que en este primer mes la empresa ha perdido unos 200.000 euros por la imposibilidad de exportar a este país, al tiempo que ha alertado de que de seguir el veto, las pérdidas en este año podrían rondar los 800.000 euros.

   El director general de Tello ha indicado que el veto sobre los productos elaborados se ha sumado a la prohibición que sobre la carne fresca y congelada de porcino ya pesaba desde marzo de 2013, lo que les ha obligado a aplicar acciones comerciales en mercados activos y abrir otros nuevos, para compensar las ventas que realizaban al mercado ruso, donde facturaban unos 2,5 millones anuales.

   "Los mercados internacionales no se abren de un mes a otro. Se requiere algo más de tiempo. Lo que sí hemos hecho ya, es conocer y tener valoradas las posibilidades de crecimiento en los más de 40 mercados internacionales en los que ya operamos para que, antes de cierre del ejercicio, el veto no afecte a nuestra facturación", ha manifestado Alcázar, que ha añadido que Tello está acelerando los planes de desarrollo en países de Centro y Sudamérica, en los que aún no comercializa para que las pérdidas afecten lo menos posible a la cuenta de resultados.

   No obstante, se ha mostrado confiado en que el veto ruso sea "una contingencia empresarial más que no frenará el crecimiento" de esta empresa. "A finales del presente año acumularemos, aproximadamente, un 38% de incremento de facturación en los tres últimos ejercicios", ha defendido.

   Tras señalar no haber recibido ayudas de la administración, el director general ha asegurado  que el veto ruso "en absoluto" afectará a los 430 empleados que integran la plantilla de este grupo cárnico. "Este año tendremos otro incremento de casi el cuatro por ciento de nuevas contrataciones respecto al anterior", ha concluido.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    239 expertos contradicen a la OMS y alertan de que el Covid-19 puede transmitirse por el aire

  2. 2

    Muere Nick Cordero, actor de 'Queer as Folk' o 'Ley y Orden', a los 41 años por coronavirus

  3. 3

    Los sanitarios muestran su "preocupación" por el "excesivo relajamiento" de las medidas preventivas

  4. 4

    Detenido un individuo por maltrato animal tras golpear a su perro en la vía pública

  5. 5

    Jorge, ganador de "Supervivientes", se reencuentra con Elena en una cena de lo más especial