Innova.- C-LM acoge un proyecto pionero para promover la viabilidad de tecnologías de concentración fotovoltaica


Actualizado 23/02/2008 13:01:53 CET

Los resultados de ISFOC de España en Castilla-La Mancha son de aplicación y explotación en todo el mundo "Castilla-La Mancha es una de las más activas a nivel nacional en energía solar fotovoltaica, e incluso internacionalmente"

CIUDAD REAL, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La localidad de Puertollano (Ciudad Real) alberga un proyecto pionero en el mundo para promover y demostrar la viabilidad industrial de las tecnologías de concentración fotovoltaica, que si bien tienen sobre el papel un potencial muy grande, hasta el punto de que pueden llegar a ser competitivas con las fuentes actuales de producción eléctrica, sólo desarrollarán este potencial en un escenario de producción industrial.

En una entrevista concedida a Europa Press, el director general de Inspira, cien por cien propiedad de Solfocus, Ignacio Luque Heredia, explicó que el proyecto del Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC) de España en Castilla-La Mancha es una propuesta elaborada en el Instituto de Energía Solar de la Universidad Politécnica de Madrid, uno de los centros mundiales de referencia en investigación fotovoltaica y pionero en el desarrollo de las tecnologías de concentración fotovoltaica.

El objetivo del proyecto es poner los medios para que las compañías que hoy en día desarrollan y buscan comercializar tecnologías de concentración (en torno a una veintena en el mundo) puedan demostrar la viabilidad del producto desde el punto de vista industrial, tanto en términos de fabricación como de fiabilidad de operación. Hasta ahora ISFOC ha hecho públicas dos convocatorias para instalar 3MW en total, y en las que se han contratado a 7 empresas, 3 españolas, dos estadounidenses, una alemana, y una taiwanesa.

El proyecto se crea en marzo de 2006, con una financiación inicial de 20 millones de euros, quedando incorporado en el grupo de empresas del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha. Solfocus, compañía fundada por Gary Conley y Steve Horne en el Silicon Valley californiano en torno a una tecnología de concentración fotovoltaica, en línea con las más modernas tendencias en este campo, es una de las empresas que participa en dicho proyecto.

Solfocus utiliza módulos planos similares a los convencionales, pero en lugar de recubiertos de células fotovoltaicas, compuestos por un parqué de sistemas ópticos que concentran la radiación solar varios centenares de veces, y que se diseñan empleando la llamada óptica no formadora de imagen para que esta concentración se realice de la manera mas eficiente, tal y como manifestó Luque Heredia.

Continuó diciendo que dicha luz concentrada incide en células fotovoltaicas de un tamaño muy inferior al de las células convencionales, y eficiencias de conversión muy superiores a las de éstas que utilizan la llamada tecnología multiunión que hasta ahora sólo era utilizada en la tecnología espacial, y que ya ha llegado a demostrar hasta la fecha eficiencias superiores al 40 por ciento.

Por otro lado, la existencia de estos elementos ópticos exigen una orientación permanente al sol de gran precisión, y ésta es la razón por la que Solfocus adquiere en julio de 2007 la compañía de ingeniería española Inspira, referencia mundial en el ámbito del seguimiento de precisión para concentración fotovoltaica.

Todos estos activos tecnológicos de primera línea, y una coyuntura de fuerte demanda de energías limpias, han motivado un apoyo masivo por parte de inversores del Silicon Valley al proyecto de Solfocus, cuya financiación supera ya los 100 millones de dólares, lo que la convierte en el proyecto de concentración fotovoltaica mejor dotado de la historia, según el director general de Inspira.

SOLFOCUS.

Con este bagaje, Solfocus se presenta, junto con otras seis compañías en 2006, a la primera convocatoria internacional para adjudicación de plantas de concentración fotovoltaica, logrando no sólo la concesión de 500kW en dos plantas de demostración, sino también, de entre todos los concursantes, la mejor puntuación para su proyecto por parte del comité científico asesor de ISFOC, compuesto por un selecto grupo internacional de expertos en energía solar fotovoltaica.

Luque Heredia afirmó que "hasta donde nosotros sabemos, no existen planes para replicar la experiencia ISFOC en otras comunidades autónomas; en realidad, se trata de un proyecto de investigación y desarrollo cuyos resultados son de aplicación y explotación en todo el mundo. El poder de convocatoria que este proyecto, por su singularidad, está teniendo internacionalmente es tremendo, hasta el punto que otros países están ya planeando replicarlo".

La elección de Castilla-La Mancha partió de la buena acogida que esta idea del IES-UPM y el Gobierno central, tuvo entre las autoridades de esta comunidad autónoma que "es una de las más activas a nivel nacional en energía solar fotovoltaica, e incluso internacionalmente, como muestra el hecho de que Castilla-La Mancha es portada del último número de Photon International la revista de referencia de la industria fotovoltaica".

Las primeras plantas, por parte de los tres primeros contratistas, Solfocus, la alemana Concentrix, y la española Isofoton se están actualmente instalando en los terrenos de ISFOC en Puertollano, y se prevé estén terminadas para mediados de este año. La segunda fase de instalaciones se realizará en otras provincias de Castilla-La Mancha, por ejemplo la segunda planta de Solfocus tiene prevista su instalación en la localidad de Almoguera (Guadalajara).

A partir de ese momento, se iniciarán las labores de evaluación y monitorización por parte de ISFOC, cuyos resultados son esperados con "avidez" por inversores e industriales en el ámbito fotovoltaico, pues les permitirán calibrar en que medida es momento de empezar a apostar por esta tecnología.

LIMITACIONES DE USO.

Uno de los objetivos de las tecnologías de concentración fotovoltaica es superar los altos costes de fabricación para que pueda aplicarse tanto en la industria como en el uso doméstico dejando a un lado las energías tradicionales.

Esto es posible, según el director general de Inspira, "evitando tener que recubrir toda la superficie de colección de energía solar con las costosas células solares de hoy en día, y concentrando la luz en células mucho mas pequeñas o remplazar el silicio procesado de las células solares por plásticos, vidrio o metal, que forman los sistemas ópticos concentradores".

"La explotación de estas ventajas puede de hecho convertir a la fotovoltaica de concentración en un competidor de las actuales fuentes convencionales de producción eléctrica, y en este sentido aunque la prospectiva es variada, más que hablar de una fecha hay que hablar de la producción acumulada que hará que se llegue a este nivel de competitividad y que actualmente de manera conservadora se podría cifrar en 1GW", concluyó.