Actualizado 30/06/2007 17:34 CET

La Junta invertirá 700.000 euros en las obras de mejora de la planta de Pediatría del Hospital de Toledo

TOLEDO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad, invertirá más de 700.000 euros en las obras de reforma de la planta de Pediatría del Complejo Hospitalario de Toledo, con el fin de mejorar la confortabilidad de las instalaciones y, por tanto, aumentar la calidad de la asistencia sanitaria que se presta al los pacientes ingresados.

Las obras previstas en la planta de Pediatría comenzarán el próximo lunes, 2 de julio, y contemplan la reforma integral de todas las habitaciones, la creación de un área de hospitalización de corta estancia, que estará dotada de cuatro camas, y una habitación para pacientes que requiere aislamiento. En total serán 17 las habitaciones, con posibilidad de uso doble, de las que se dispondrá en la planta de Pediatría.

Según informó la Junta en nota de prensa, con los trabajos de reforma previstos se dotará a esta planta de un nuevo espacio para el aula hospitalaria, sala de curas, control de enfermería, almacén, entre otras dependencias, con lo que la superficie total de actuación rondará los 880 metros cuadrados.

Las obras de reforma de la planta de Pediatría se están desarrollando en dos fases, la primera de ellas finalizó el pasado mes de noviembre con la reforma de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica, que ha pasado de 60 a 147 metros cuadrados.

Así, la UCI cuenta tras la reforma con seis camas y una zona para pacientes aislados. Además, se han adaptado las instalaciones eléctricas y se ha cambiado toda la climatización. También, la nueva unidad cuenta con control de enfermería, un despacho, aseos, un cuarto de sucio y el almacén, que las antiguas instalaciones no disponían.

Además, en la primera fase se ha llevado a cabo el acondicionamiento y reforma de dos habitaciones de hospitalización, el cambio de toda la carpintería de aluminio de las ventanas y de las puertas y la adecuación de las instalaciones de electricidad, climatización, fontanería y gases medicinales.

El centro sanitario es consciente de las molestias que generarán entre los usuarios y profesionales el desarrollo de todas estas obras, que servirán para incrementar la calidad de la atención al paciente, incorporando elementos de confort y facilitando una atención adecuada que les permita utilizar las instalaciones de la forma más beneficiosa posible.

Con el fin de disminuir las incomodidades a pacientes y usuarios se han adoptado una serie de medidas que intentarán paliar en la medida de lo posible las dificultades del proceso de obras.

De esta forma, en los últimos cinco años, la Junta ha llevado a cabo diversas actuaciones en las instalaciones del Hospital Materno-Infantil, que es un edificio anexo al Hospital General. Se han realizado obras de mejora en el área de consultas de Pediatría, Obstetricia y Ginecología, el Laboratorio de Microbiología, de la Unidad de Endoscopia Digestiva y ahora en la planta de Pediatría.