Actualizado 24/04/2018 11:52 CET

Más de 300 participantes de toda España se citan en el Campeonato Nacional de Kung-Fu en Cuenca ante 2.000 espectadores

Campeonato Nacional de Kung-Fu en Cuenca
EUROPA PRESS

CUENCA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Este fin de semana se han citado en el polideportivo San Fernando de la capital conquense un total de 360 participantes de todas las categorías y venidos de toda España para celebrar el Campeonato Nacional Absoluto de Kuo-Shu, una de las artes marciales de origen chino que se conocen también como Kung-Fu.

El campeonato ha sido organizado por el Departamento de Kuo-Shu de la Federación Madrileña de Lucha --una federación nacional-- y ha convocado participantes e todo el país, destacando la gran cantidad de competidores castellano-manchegos, sobre todo de las provincias de Cuenca, Albacete y Toledo.

El director de la competición, Santiago David Domínguez, a su vez maestro en las escuelas de Kung-Fu Wu-Tao Arcas, Wu-Tao Almodóvar y Wu-Tao Chumillas, ha explicado a Europa Press alguna de las características de la cita, incidiendo en que no se realiza separación entre sexos, ni entre los más pequeños ni entre competidores adultos.

"Defendemos firmemente los valores de la igualdad entre géneros, lo que es una de las máximas del tipo de Kung-Fu que hacemos entre todos los diversos estilos que estamos en la federación", ha detallado, incidiendo en que se trata de "una de las principales lecciones hacia nuestros alumnos y alumnas". "Tampoco excluimos a los participantes con discapacidades del formato de campeonato que fomentamos", ha añadido, recalcando que la única distinción se realiza entre edades y categoría de cinturón.

Por otro lado, el tipo de competición no es nunca de contacto. Los participantes, reunidos en categorías de individuales, parejas y equipos, presentan ante los jueces una serie de coreografías inventadas y coordinadas, tanto de pelea simulada como al aire libre. Se valoran aspectos técnicos, vistosidad y originalidad.

UN DEPORTE "INTEGRADOR Y NO VIOLENTO"

Desde hace varios años se tiene que dividir el campeonato en sesión de la mañana (individuales) y de tarde (parejas y equipos). "Nos vemos obligados a ello para poder dar cabida a todo el público y a los muchos participantes. Si no lo hiciéramos así, la competición duraría unas seis horas en total y tampoco cabría el público en algunos polideportivos", añade Domínguez.

A este evento, entre la mañana y la tarde, han asistido alrededor de 2.000 personas. "La afluencia de público y participantes que venimos soportando durante los últimos años pone en duda eso de que el nuestro sea un deporte minoritario".

La cita ha estado organizada por el Ayuntamiento de Cuenca y Departamento de Kuo-Shu de la FML, con la colaboración de los ayuntamientos de Arcas, Chumillas y Almodóvar del Pinar y el patrocinio de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación de Cuenca y AquaDeus.