Piden 20 años de cárcel para el joven acusado de atropellar mortalmente a su padre en Torrenueva (Ciudad Real)

Publicado 29/03/2019 16:31:27CET

CIUDAD REAL, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular enjuiciará desde este lunes, 1 de abril, a C.A.O., de 32 años, por el presunto asesinato de su padre tras atropellarlo en Torrenueva (Ciudad Real), un suceso por el que la Fiscalía solicita 20 años de cárcel para el acusado por el delito de asesinato --con el agravante de parentesco y los atenuantes de alcoholemia y drogadicción-, así como dos más contra la seguridad vial, uno por conducir bajo los efectos del alcohol y otro por negarse a someterse a todas las pruebas.

Los hechos, según el escrito del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, ocurrieron hace dos años, cuando en la madrugada del 12 de marzo de 2017 la víctima se acercó a su padre en el pub en el que estaban y se enzarzaron en una "acalorada discusión verbal" hasta que el joven cogió una banqueta de hierro "con evidente intención de golpear con ella en la cabeza a su padre", aunque lo impidieron un camarero y otro cliente, tras lo que la víctima abandonó el local.

Sin embargo, pasaron unos minutos cuando, según el escrito, el acusado le dijo a otro cliente "que su padre se iba a enterar", salió del pub, cogió el coche circulando a gran velocidad y gritando "maricón" e "hijo de puta" hasta que entró en la calle Ranas de la localidad, por donde iba la víctima, y, "mostrando el más absoluto desprecio hacia la vida de aquel" y "guiado en su ánimo por el propósito de acabar con su vida y siendo consciente de su nula capacidad de defensa" lo atropelló y lo dejó "tendido en gran charco de sangre en el suelo".

Paró el coche unos 500 metros más allá, regresó al pub, les gritó a los que estaban que había atropellado a su padre pero se fue a su casa, pasando por donde estaba tendida la víctima sin acercarse "ni demostrar el más mínimo gesto de preocupación" y se metió en su casa, donde lo detuvieron después de que algunos vecinos atendieran a su padre que, tras ser reanimado, fue trasladado al Hospital General de Ciudad Real, donde falleció el 8 de abril.

El acusado fue trasladado a las dependencias de la Guardia Civil donde detectaron signos externos de que se hallaba bajo la influencia del alcohol y se le dijo que tenía que someterse a las pruebas de alcohol y drogas, pero se negó en reiteradas ocasiones. A las 10.00 horas, unas seis horas después de los hechos, se hizo dichas pruebas, en las que dio positivo en cocaína y alcohol, pero volvió a negarse a hacerse la segunda.

La Fiscalía también solicita que el joven, en prisión provisional desde el 13 de marzo de 2017, indemnice con 42.370 euros a su hermana --e hija también de la víctima-- y con 15.147 euros a cada una de sus dos tías, hermanas de su padre.

Contador

Para leer más