Actualizado 07/09/2007 14:28 CET

PP lamenta que el Acuerdo Regional por el Empleo no haya solucionado los problemas de paro de los castellano-manchegos

La precariedad y la siniestralidad laboral, los grandes problemas del mercado laboral de Castilla-La Mancha, según el PP

TOLEDO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Trabajo y Empleo del Grupo Popular, Porfirio Herrero, aseguró hoy que el Acuerdo Regional por el Empleo firmado con los agentes sociales no ha solucionado los problemas de paro de los castellano-manchegos y sin embargo --apuntó-- ha contribuido a aportar unos datos "catastróficos" en términos de empleo.

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañado del viceportavoz del Grupo Popular y encargado de coordinar el programa electoral del partido en la región, Marcial Marín, lamentó que los dos pilares básicos de la economía de Castilla-La Mancha: el sector de la construcción y el de servicios, hayan registrado las mayores subidas de parados en el mes de agosto.

Estos datos anuncian para Herrero, unas "malas" perspectivas para el futuro de la región y además generan "incertidumbre" en el mundo laboral. Destacó que en términos interanuales, el paro subió en 2.274 personas en los últimos doce meses, un 2,60 por ciento, frente al conjunto nacional que aumentó el 2,9% respecto a julio, con lo que la cifra total de desempleados volvió a superar los dos millones.

En opinión del portavoz de Trabajo del PP, el Acuerdo Regional por el Empleo "no ha venido a satisfacer la bienvenida con la que lo recibimos todos" y rechazó las medidas de paro estructurales puestas en marcha porque a su juicio, crea contrataciones temporales y una escasa integración en el mundo laboral, así como escasas medidas de fomento a la contratación indefinida.

Para el Grupo Popular el mercado laboral de Castilla-La Mancha "goza" de dos problemas: precariedad en el empleo y siniestralidad. Para el PP el mercado de la región es "precario", "temporal" y está marcado por la pérdida adquisitiva de los salarios y la desigualdad. En este sentido, Marín afirmó que según datos del Consejo Económico y Social de Castilla-La Mancha, el salario medio de un castellano-manchego el año pasado rozaba los 226 euros.

A este hecho se une que desde que el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, creará el Ministerio de Vivienda, la vivienda ha subido un 46 por ciento, porcentaje más que en otras comunidades autónomas, según señaló Marín. Asimismo, destacó que una mujer cobra un 30 por ciento menos que un hombre y sólo el 18 por ciento de las castellano-manchegas accede a un alto cargo.

Por todo ello, Marín pidió al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que ponga en marcha medidas sociales y medidas para regenerar el sector productivo, al mismo tiempo que pidió responsabilidad a los responsables políticos y dejen de decir "esas palabras mágicas" cuando realmente las pymes de la región invierten menos en I+D+i que el resto de comunidades.

PROPUESTAS A LOS PRESUPUESTOS.

En este sentido, el también diputado por la provincia de Albacete manifestó que su partido presentará diferentes enmiendas a los presupuestos regionales para que se incluyan medidas que garanticen entre otros, incentivos a las empresas para que apuesten en investigación y desarrollo, y para que se aumenta el número de inspectores laborales.

Por otra parte, el portavoz de Trabajo y Empleo del PP lamentó que en los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en relación al paro registrado el pasado mes de agosto, en Castilla-La Mancha hayan descendido el número de contratos en 23,24 por ciento, lo que significa que 15.200 contratos se hayan "destruido". También, la contratación indefinida "ha caído", dijo.

EXTRANJEROS.

Finalmente, aseguró que la contratación de extranjeros está tocando "fondo", ya que Castilla-La Mancha registró el mes pasado 7.557 desempleados, lo que en su opinión demuestra que la política de inmigración puesta en marcha por el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido una política "desacertada".