Actualizado 30/09/2008 22:33 CET

El presidente de la Diputación de Cuenca visita en Beteta la nueva planta embotelladora "Aguas de Beteta" del Grupo Valtorre

CUENCA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Juan Ávila, visitó hoy junto al delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Valiente, y el alcalde de Beteta, Mario Antón, la nueva planta embotelladora "Aguas de Beteta" del Grupo Valtorre, dedicada al envasado, distribución y almacenaje de agua mineral natural.

La empresa posee tres líneas de envasado con una capacidad máxima de 105.000 litros utilizando la más alta tecnología del sector. Ocupa una superficie de 15.100 metros cuadraos y posee en la actualidad 10 empleados aunque está prevista la ampliación de plantilla en el futuro, informó la Diputación de Cuenca en un comunicado.

El máximo responsable de la Corporación provincial destacó la puesta en marcha de "una iniciativa empresarial importante, no sólo para el municipio, sino para toda la Serranía porque supone crear actividad económica y empleo en la Serranía", explicó.

En este sentido apuntó que "muchas veces se debate sobre qué proyectos de futuro se pueden hacer en la Serranía de Cuenca, un lugar que cuenta con figuras de protección desde el punto de vista ambiental porque tenemos una naturaleza privilegiada".

"Pues lo que se puede hacer es aprovechar los recursos naturales y los que poseen algún tipo de protección son más valiosos y si somos capaces de ponerlos en el mercado, como ocurre con el agua de Beteta, van a ser muy bien valorados por los consumidores", apostilló.

Por su parte, Valiente expresó su satisfacción ante la materialización de un proyecto empresarial relevante y aseguró que van a aparecer más en otros municipios de la Serranía, como Huélamo o Vega del Codorno, "y van a ser un recurso importante de fijación de la población y, en definitiva, de desarrollo para nuestros pueblos", añadió.

Finalmente, Antón precisó que el inicio de la actividad de la planta embotelladora supone "la mejor noticia que pueden tener un pueblo como el nuestro porque lo fundamental es poder ofrecer trabajo y alternativas a nuestros vecinos y, además, con un producto natural", manifestó.

"La provincia de Cuenca, y en especial la Serranía, está necesitada de este tipo de proyectos y desde el Ayuntamiento hemos hecho lo posible para que pueda materializarse y ser una realidad", concluyó.