Presidente de Ibercaja aboga por que se apruebe una ley hipotecaria "muy clara" que establezca derechos y obligaciones

Actualizado 07/11/2018 14:43:56 CET

GUADALAJARA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, ha mostrado en Guadalajara su deseo que en España haya cuanto antes una ley hipotecaria "muy clara" que establezca "de manera inequívoca" los ámbitos a los que se deben circunscribir derechos y obligaciones.

Al margen de la sentencia fallada este pasado martes por el Tribunal Supremo y que indica que los clientes sean quienes asuman el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados --impuesto sobre hipotecas--, Aguirre ha dicho, al ser preguntado tras su ponencia en un acto de CEOE-Cepyme en esta provincia, que hay un proceso de tramitación parlamentaria para la nueva ley hipotecaria y que es ahí donde se tienen que fijar unas normas claras y meridianas que deberían fijarse con el mayor consenso posible.

En su exposición, Aguirre también se ha postulado a favor de que en se suban los salarios en España como algo "bueno" para el crecimiento económico, aunque ha opinado que estas subidas salariales han de ir acompañadas también de un crecimiento de la productividad.

Una ponencia que llevaba por título 'La Economía Española en la recuperación. Retos y Oportunidades' y en la que Aguirre, acompañado, entre otros, del presidente de CEOE en Guadalajara, Agustín de Grandes, y del director territorial de Ibercaja Banco en Guadalajara, Jesús Les Mancho, ha dicho que ha llegado el momento de realizar el alza de los salarios tanto por "justicia social como por eficiencia económica".

También ha manifestado que habría que pensar en reformar las prestaciones públicas, un tema que ha considerado "crucial" y en el que ha señalado que los partidos han de ponerse de acuerdo y adoptar decisiones de manera conjunta.

OPTIMISMO MODERADO SOBRE LA SITUACIÓN DEL PAÍS

Igualmente, el presidente de esta entidad ha querido trasladar al empresariado de la provincia un optimismo moderado y razonado sobre la situación del país. "Si hace cinco años nos hubieran preguntado si firmaríamos que la economía española crecería por encima del 2'5% en 2018 todos firmaríamos", ha dicho, vaticinando un crecimiento para este año del 2,6%.

A su juicio, ya se ha salido de la crisis profunda que había y ha incidido en que este año será el quinto año de crecimiento del PIB, atribuyendo esto en parte a las reformas estructurales que requería la economía española.

Del mismo modo, ha reconocido en su intervención que la inestabilidad institucional y las tensiones independentistas son motivo de incertidumbres que no favorecen la toma de decisiones e inversiones por parte de familias ni de empresas, lo que le ha llevado a anticipar que, aunque los próximos años serán de crecimiento en el PIB, este será menor que en los anteriores.

"Hay que ser realistas, pero no catastrofistas", ha precisado, con perspectivas a medio plazo de que un "moderado optimismo" en la economía española, pero convencido de que se está en una fase expansiva mucho más solida y sana porque hay menos endeudamiento.

"La economía española ha aprendido a crecer sin aumentar la deuda", ha apuntado, tras resaltar la importancia en el crecimiento de las exportaciones y la diversificación como denominador común.

ESPERA MÁS NOMBRAMIENTOS ESPAÑOLES EN LOS ORGANISMOS EUROPEOS

Por otra parte, ha asegurado que España está en un buen momento para propiciar una mayor representación en los organismos europeos y espera que en los próximos años haya nuevos nombramientos ya que, a su juicio, eso será clave.

En referencia concreta a Guadalajara, ha sido contundente en afirmar que está "en una zona muy dinámica" pero no ha negado que en esta provincia, como en otras en las que Ibercaja tiene una mayor presencia, el problema de la despoblación requiere actuaciones para corregir desequilibrios.

Por su parte, el presidente de CEOE-Cepyme en Guadalajara se ha referido a esta provincia como una zona "tremendamente competitiva".

Contador