Actualizado 03/06/2007 13:27 CET

Las prisiones de Castilla-La Mancha están masificadas al 130%, según ACAIP

TOLEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los seis centros penitenciarios que existen en Castilla-La Mancha están masificadas al 130 por cien de su capacidad, según la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP).

En declaraciones a Europa Press fuentes de esta agrupación explicaron que según los datos de los que dispone a fecha de mayo de 2007, en Castilla-La Mancha hay 2.269 presos, de los cuales 461 son preventivos, y 1.808 reclusos, siendo 1.784 los hombres encarcelados, y 24 las mujeres presas.

De los reos preventivos que hay en los seis centros penitenciarios de la región, 451 son hombres y 10 mujeres, estadística que se sitúa en la media nacional según confirmaron desde ACAIP.

Así, en la prisión de Albacete hay 314 presos, en la de Alcázar 100, en Cuenca 138, en Herrera de la Mancha,570, en Ocaña I 578, y en Ocaña II 570.

En cuanto a la relación de trabajadores existentes en estos momentos en los centros penitenciarios castellano-manchegos, asciende a un total de 951 funcionarios. De tal forma que en Albacete trabajan 141, en Alcázar 97, en Cuenca 105, y en Herrera de la Mancha 218, en Ocaña 185, y en Ocaña II 207.

Según explicaron las mismas fuentes esta relación de trabajadores es un "documento de máximos", que no implica que estén cubiertas todas las plazas al completo, "aunque si debería estarlo al menos al 80 por ciento".

Matizaron también desde la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias que no todos los funcionarios de prisiones hacen servicio de vigilancia, pues al menos el 50 por ciento de los trabajadores no tienen trato directo con los internos.

En cuanto a las incidencias registradas en los centros castellano-manchegos, la última, según explica ACAIP en su página web y recoge Europa Press, ocurrió en el mes de febrero en la prisión albaceteña de La Torrecica donde dos internas secuestraron durante varias horas a una funcionaria en un intento de fuga.

El sindicato de prisiones ACAIP atribuyó este hecho a la falta de plantilla que sufre la prisión provincial albaceteña, y estiman que en Albacete faltan en torno a medio centenar de funcionarios para evitar que se reproduzcan situaciones de inseguridad como ésta.

ACAIP insiste en que en todos los módulos, incluso en los más peligrosos, sólo trabaja un funcionario, por lo que se genera una gran inseguridad entre los funcionarios.