Ramos pide que los municipios puedan destinar el superávit a empleo


Actualizado 25/10/2014 20:12:11 CET
Jaime Ramos
Foto: EUROPA PRESS/PP

TOLEDO, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, ha afirmado que ahora tanto los ayuntamientos como Castilla-La Mancha presentan "unos índices más racionales", y tienen por delante el reto de "dar ciertas satisfacciones a los ciudadanos". Por ello, ha pedido al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, que los municipios puedan destinar el superávit a crear empleo directo.

   "Eso nos va a ayudar mucho a muchas cosas: primero a poder dar trabajo a la gente, que es lo que nos están demandando; y segundo a mantener mejor nuestras ciudades y, por lo tanto, a dar una mejor calidad de vida a nuestros vecinos y avanzar en la cohesión social", ha indicado.

   Así lo ha manifestado Ramos en la Unión Intermunicipal Popular en Murcia, donde ha participado en la mesa 'Ayuntamientos garantía de cohesión', en la que ha resaltado que, gracias a estos sacrificios y a las medidas del Gobierno de Mariano Rajoy, los ayuntamientos logran "pagar en plazo a los proveedores" e incluso "hacerlo de forma más lógica", ha informado el PP en nota de prensa.

   Ramos ha asegurado que los ayuntamientos y Castilla-La Mancha, con su presidenta, María Dolores de Cospedal, a la cabeza, "han conseguido hacer el milagro" de la recuperación económica "a base de muchos esfuerzos y pidiendo muchísimos sacrificios a los ciudadanos", lo que ha permitido que "los deberes estén hechos" y que la situación "sea sostenible".

   El primer edil talaverano ha destacado que ha habido que "tomar medidas difíciles en tiempos difíciles y en unas condiciones casi extremas", con "el agravante de que los causantes de la ruina en Talavera, en los ayuntamientos y en Castilla-La Mancha no han hecho nada más que poner palos en las ruedas", algo que, ha dicho, "es absolutamente inaceptable".

   En ese sentido, ha recordado que el PSOE dejó el Ayuntamiento de Talavera "en una situación económica insostenible", al igual que otros muchos consistorios de la región, y al igual que la Junta de Comunidades, "donde el primer día no había ni para pagar las farmacias y teníamos dedicar un millón de euros diarios a pagar los intereses de la deuda".