Actualizado 16/07/2007 20:11 CET

Seguridad Social reembolsa 259 millones de euros a las CCAA, 2,1 a C-LM, por asistencia sanitaria a extranjeros

TOLEDO/MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Seguridad Social reembolsará a las comunidades autónomas un total de 259.644.571,09 euros, de los que 2.179.567,62 euros euros serán para Castilla-La Mancha, por la asistencia sanitaria que estas prestan a aquellos residentes en España asegurados y procedentes de la Unión Europea (UE) o de países con los que España tiene suscrito un convenio de asistencia sanitaria.

Según informó hoy el ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, éste es el saldo neto, resultado de la diferencia entre lo que ha ingresado España por este concepto (275.240.237,06) y lo que ha abonado por la cobertura sanitaria de nuestros asegurados residentes en la UE o en cualquiera de los países con convenio (10.957.549,09).

Por comunidades autónomas, la Comunidad Valenciana recibe 97.620.791,75 euros, seguida de Andalucía con 65.940.117,98 euros, Galicia, con 20.867.152,30 euros, Canarias, con 13.721.404,37 euros y Cataluña, con 13.569.252,75 euros, según los criterios de reparto adoptados en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Sin embargo, otras comunidades como La Rioja, con 230.222,58 euros, Aragón (1.326.685,79 euros), Navarra (1.375.089,78 euros), Cantabria (1.428.698,51 euros) o País Vasco (2.076.340,47 euros) son las que menos reembolso de gastos por asistencia sanitaria reciben.

El resto de gastos reembolsados se distribuye entre Murcia (11.830.178,82 euros), Baleares (8.501.406,71 euros), Castilla y León (6.403.032,89 euros), Madrid (6.197.619,53 euros), Asturias (3.166.558,00 euros), Extremadura (2.837.966,02 euros) y Castilla-La Mancha (2.179.567,62 euros).

REINO UNIDO, EL QUE MÁS PAGA.

Por otro lado, Reino Unido, con 107.480.075,30 euros, ha sido el país que abona una mayor factura por la asistencia sanitaria que reciben los residentes británicos en España. Francia, con 55.082.143,99 euros, y Alemania, con 28.907.975,30 euros, ocupan el segundo y tercer lugar, respectivamente, debido al elevado número de ciudadanos de estos países que ha optado por residir de forma habitual en España.

Desde el mes de enero de 2006, se estableció un nuevo procedimiento para agilizar el pago a las Comunidades Autónomas del coste que supone la cobertura sanitaria a los residentes asegurados en el extranjero. Así, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) calcula el porcentaje de saldo neto que corresponde a cada comunidad y la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) transfiere las cantidades correspondientes al ejercicio anterior durante el tercer trimestre de cada año.

La colaboración entre las Administraciones Públicas españolas y las Instituciones competentes de otros Estados, así como el empleo de las nuevas tecnologías en los procedimientos de facturación, ha propiciado "un crecimiento más acorde" entre el gasto sanitario y el número de residentes extranjeros en España. Entre estos residentes habituales están incluidos tanto pensionistas de otro Estado y sus familiares como los familiares de trabajadores asegurados en otro Estado.