Actualizado 03/06/2007 13:45 CET

Ser varón es un factor de riesgo "fundamental" en los accidentes de tráfico, según un estudio realizado en Parapléjicos

TOLEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El hecho de ser varón es un factor de riesgo "fundamental" en relación a los accidentes de tráfico, según el estudio realizado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo por el psicólogo Pedro Adrados Vázquez, colaborador del Centro de Estudios sobre la Condición Masculina, al que tuvo acceso Europa Press.

En declaraciones a Europa Press, Adrados Vázquez manifestó que el objetivo del estudio es determinar si los elementos psicosociales que estructuran la identidad-subjetividad masculina hacen de ésta un factor de riesgo en la implicación de los accidentes de tráfico.

A juicio del Adrados, "los accidentes de tráfico también tienen género" y este aspecto en la mayoría de las ocasiones "no es tenido en cuenta" por las estadísticas y los estudios realizados por las asociaciones o la Dirección General de Tráfico, que sin embargo sí que hablan de implicados pero no de responsables.

La muestra de pacientes, realizada en coordinación con la doctora María Ángeles Pozuelo, y profesionales de los servicios de Psiquiatría y Psicología del Hospital Nacional de Parapléjicos se ha realizado considerando un solo criterio: que la causa de la lesión medular sea accidente de tráfico.

Para la realización del estudio se han entrevistado a 34 personas, de los cuales 25 eran varones (73%) y 9 eran mujeres (27%) con un intervalo de edad que va de los 21 a los 55 años. La muestra guarda cierto paralelismo con las estadísticas generales que muestran que el 78% de los hombres se ha visto implicado en un accidente, y en caso de la mujer, en un 22%.

Adrados aseguró que "en un mundo gobernado por hombres no interesa decir que el 78% de los varones provoca accidentes" y dijo que "a pesar de que pueda argumentarse que estos datos son un reflejo de la mayor utilización de la vía pública por los varones, esto no es así, ya que entre 1.000 conductores, 500 mujeres y 500 hombres, la tasa de accidentalidad es 4 veces mayor entre los varones".

Los datos extraídos de la investigación apuntan que de los 25 varones accidentados, 16 de ellos lo han sido por culpa propia y los 9 restantes lo han sido por culpa de otro varón. En ninguno de los 25 casos fue una mujer la que provocó el accidente.

En cambio, de los 9 casos de mujeres accidentadas, 2 de ellas lo fueron por culpa propia. De las 7 mujeres restantes, 6 de ellas fueron víctimas de un conductor varón y la restante fue víctima de otra mujer.

MASCULINIDAD COMO FACTOR DE RIESGO

Teniendo en cuenta este dato, se observa que de los 34 accidentado de este estudio, sólo 3 mujeres fueron responsables del accidente que les provocó la lesión medular. En los 31 casos restantes, el responsable del accidente fue un varón.

En opinión de Adrados este dato "cambia bastante la información que se nos muestra desde diversas instancias --que se empeñan en no mostrar las diferencias por sexo-- y agravan unas estadísticas ya de por sí, bastante significativas en relación a la variable género en los accidentes de tráfico".

El estudio, que fue realizado hace prácticamente un mes indica que la baja percepción de riesgo, escasas conductas de autocuidado, sentido de comunidad o de pertenecer a un colectivo --sobre todo en moteros--, sensación de omnipotencia, autosuficiencia y búsqueda de sensaciones, competitividad y tendencia al exhibicionismo son algunas de las variables relacionadas con el actual modelo de masculinidad.