Sucesos.- Cientos de personas despiden en Puertollano (Ciudad Real) al trabajador fallecido en el complejo de Repsol


Actualizado 13/04/2007 21:40:53 CET

CIUDAD REAL, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas asistieron hoy al funeral de Luis Miguel Azañón, el joven de 23 años que falleció ayer en el accidente laboral ocurrido en el complejo petroquímico de Puertollano (Ciudad Real), y que se celebró en la iglesia de San Antonio de Padua de esta localidad.

Los aplausos de los numerosos asistentes, entre ellos autoridades locales y sindicales, que se congregaron también fuera de la iglesia dado el elevado número de personas que quisieron despedir al joven, rompieron el silencio a la llegada del féretro.

Mientras, el otro trabajador que resultó herido, Antonio Pinto Martín de 44 años de edad, fue operado esta tarde de la fractura tibial que presentaba, aunque en el caso de la lesión en los ligamentos, los traumatólogos han decidido aplazar su abordaje quirúrgico por motivos clínicos.

El suceso ocurrió sobre las 13.00 horas de ayer en las instalaciones del Complejo Industrial de Puertollano, en el tanque 78-F. Uno de los operarios pudo salir del tanque a pesar de que el techo le pilló las piernas, mientras que al otro trabajador no le dio tiempo a abandonar el tanque. Ambos eran empleados de la empresa subcontratista MH y estaban realizando labores de mantenimiento.

Centenares de trabajadores de Repsol YPF, así como de sus empresas contratistas y auxiliares, secundaron a las ocho de esta mañana la concentración convocada a las puertas de la factoría de Puertollano por los sindicatos CCOO y UGT para mostrar su rechazo a la siniestralidad laboral.

Tras el paro de las ocho de la mañana, representantes del Comité de Empresa y de la refinería mantuvieron una reunión para constituir una comisión de investigación que aclare las causas de este accidente que tenía lugar en el tanque 76-F, de unos 14 metros de altura, cuando ambos operarios realizaban tareas de mantenimiento y, por causas que se desconocen, se les cayó encima el techo flotante del mismo.