Las ventas de vino caen un 7% desde el inicio de la crisis, según Nielsen

Actualizado 17/12/2013 21:50:26 CET

El futuro de los caldos españoles se encuentra en el mercado exterior y en los países emergentes

MADRID/TOLEDO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de vino en el mercado interior español han registrado una caída del 7% desde el inicio de la crisis económica, en el año 2007, lo que supone marcar un mínimo dentro de las ventas globales en los últimos veinte años, según ha informado Nielsen en nota de prensa.

Al final de 2012 se vendieron en España 594 millones de litros de vino, frente a los 661 millones de 1991, según un informe de Nielsen elaborado con motivo de la I Cumbre Internacional del Vino que se celebra desde este jueves en Castilla-La Mancha.

En volumen de negocio, Nielsen ha señalado que se percibe un descenso "algo menor", del 3,1%, desde los 1.977 millones de euros que los españoles gastaron en vino en 2010 hasta los 1.914 millones al cierre del pasado año, debido principalmente a una "clara democratización de la oferta".

Por contra, los caldos con DO mantienen una evolución creciente en el mercado doméstico, sobre todo en el hogar, hasta alcanzar el 51% del total de ventas en el año 2012, frente al vino sin indicación geográfica, que representa el 42,9%.

Esta misma tendencia se confirma con la irrupción en 2005 de los vinos de importación, como lambruscos y otros vinos italianos, aumentando desde entonces su presencia en el mercado español hasta representar el 3,6% del total de ventas en 2012.

OPORTUNIDAD DE NEGOCIO EN EL EXTERIOR

Frente al descenso de la demanda doméstica, los datos de Nielsen muestran cómo el vino español tiene una "evidente" oportunidad de negocio en el mercado exterior.

Para Nielsen, el "innegable crecimiento económico de los países emergentes" generará en las próximas décadas un aumento "sustancial" de la clase media que alcanzará los 2.000 millones de consumidores en 2020, con su estilo de vida y forma de consumo como estandarte comercial.

Asimismo, destaca la importancia del "público senior", es decir, las personas mayores que además disfrutan de un mayor poder adquisitivo, puesto que el ratio de crecimiento de este sector de la población es "muy potente" en América, Asía y África.

En Estados Unidos estos consumidores gastan más del 50% de su presupuesto en productos de gran consumo, pese a que tan sólo el 5% de las campañas publicitarias se destina a ellos.