Archivo.- Los magistrados continuarán deliberando esta tarde y no darán a conocer su decisión hasta mañana

Actualizado 25/01/2006 17:10:05 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los magistrados de la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional continuarán esta tarde deliberando y no darán a conocer hasta mañana su decisión sobre si mantienen o levantan la paralización del envío de documentos del Archivo General de la Guerra Civil, con sede en Salamanca, a la Generalitat de Cataluña.

Fuentes jurídicas indicaron que a pesar de haber estado reunidos hasta las 20.00 horas de ayer, los magistrados comenzaron a deliberar esta mañana hacia las 10.30 horas. Las discusiones entre los jueces que forman la Sección Séptima se prolongaron hasta las 14.30 horas y se reanudarán esta tarde. A pesar de que se espera que la resolución se dé a conocer mañana, disponen de cinco días para decidir qué hacer con la paralización de los documentos, que se encuentran en depósito en el Ministerio de Cultura, en Madrid.

Las mismas fuentes justificaron la tardanza en adoptar una decisión sobre la medida "cautelarísima" acordada por el tribunal el pasado viernes, conforme solicitaba el Ayuntamiento de Salamanca en su recurso, en la complicidad del tema discutido y en la necesidad de que la resolución que finalmente tomen sea la más ajustada a derecho que sea posible.

Durante la vista celebrada ayer, el jefe de la Abogacía del Estado en la Audiencia Nacional, Manuel Pacheco, pidió al tribunal que levante la medida "cautelarísima" acordada, porque mantenerla supone en la práctica no aplicar la ley aprobada por el Parlamento español para restituir los documentos incautados durante la Guerra Civil al Gobierno catalán. Añadió que si finalmente se comprobara que algún papel no pertenece a la Generalitat podría ser restituido al Archivo salmantino.

Por su parte, el abogado del Ayuntamiento de Salamanca, José María Benavente, solicitó que se mantenga la medida, ya que la salida de documentos del Archivo General de la Guerra Civil se ha realizado sin respetar la propia ley 21/2005, aprobada por el Congreso de los Diputados para restituir al Ejecutivo catalán los documentos incautados durante la Guerra Civil. En su opinión, en las 500 cajas enviadas hay documentos que no pertenecían al Ejecutivo catalán.