Actualizado 03/05/2007 19:14 CET

El arzobispo de Valladolid y 300 vallisoletanos asisten el domingo a la beatificación de Madre Carmen del Niño Jesús

VALLADOLID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 300 vallisoletanos, con el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez Plaza, a la cabeza, estarán presentes el 6 de mayo en Antequera para participar en la ceremonia de beatificación de Madre Carmen del Niño Jesús, fundadora de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones.

Los peregrinos vallisoletanos asistirán, además, a los diferentes actos programados como la acogida en la Plaza de Toros de Antequera y la posterior Vigilia en el pabellón de Deportes el 5 de mayo, así como la misa de Acción de Gracias del 7 de mayo, entre otros.

La beatificación será el domingo día 6 de mayo en presencia de 8.000 personas acreditadas, más otros miles que se darán cita en el Recinto Ferial de Antequera, provenientes de toda España y también de todas las partes del mundo.

La solemne ceremonia comenzará a las 11 de la mañana en el recinto ferial y estará presidida por el Cardenal Saraiva Martins en nombre del Santo Padre. Además, estará presente el Nuncio Apostólico y 23 de obispos, así como sacerdotes de diversas diócesis.

Madre Carmen del Niño Jesús, María del Carmen González Ramos, nació en 1834 en Antequera. El 8 de mayo de 1884 fundó la Congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, orden religiosa muy vinculada a nuestra provincia donde ha desarrollado y realiza una intensa actividad religiosa, social y educativa.

En 1886, dos años después de la fundación de la Congregación, se hacen cargo del Hospital de San Miguel, en Nava del Rey (Valladolid). Además de la atención del Hospital abrieron clases para la formación de niños y niñas y personas mayores, lo que obligó a la llegada de más hermanas para poder afrontar su trabajo. Esta tarea cristaliza en 1989 en la fundación del Colegio San José, en esa misma localidad, con el apoyo de los habitantes de Nava y del obispo de la diócesis.

El 13 de mayo de 1897, tras una petición a Roma, se celebró en Valladolid el primer Capítulo General de la Congregación, bajo la presidencia del cardenal Cascajares. Este capítulo se desarrolló en una casa de las Carmelitas de Vedruna de la ciudad. En la actualidad hay dos casas de esta congregación en la archidiócesis de Valladolid.