Actualizado 02/04/2012 12:40 CET

AUGC pide medidas disciplinarias contra el segundo jefe de la Comandancia de Ávila por agredir a un melillense

ÁVILA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha solicitado a la Dirección General del Cuerpo la aplicación de la Ley Disciplinaria contra el segundo jefe de la Comandancia de Ávila, el comandante Rafael López Furnells, tras protagonizar hace unos días un hecho tipificado como "conducta gravemente contraria a la dignidad de la Institución", al haber sido detenido por agredir brutalmente a un ciudadano melillense.

Este altercado ocurrido el pasado día 23 de marzo no ha sido un hecho aislado, según sostiene AUGC a través de un comunicado recogido por Europa Press, pues dicha organización asegura haber podido comprobar que este tipo de comportamiento "vergonzante" para con la Institución y el cargo que ostenta ya es reiterado.

Para AUGC es incomprensible que un miembro de la Guardia Civil con el expediente del comandante López Furnells haya seguido ascendiendo en su carrera, sin que se tuviera en consideración, en ningún momento, su conducta, y que a fecha de hoy aún continúe en su actual puesto.

El aludido es el mismo que el 26 de junio de 2005 fue denunciado por la Policía Municipal de San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria, por escándalo público y por falta de respeto a la autoridad. En la denuncia, hecha por la patrulla del referido Cuerpo, se le acusa de actuar "minusvalorando la autoridad de los intervinientes", a los que había faltado a la consideración debida".

Además, aseguran en la denuncia que "cuando aportó su documentación, de manera prepotente, puso sobre el mostrador de la recepción sólo su credencial profesional de capitán en activo de la Guardia Civil, haciendo ostentación inoportuna de su empleo y graduación".

COLISIÓN CON UN COCHE OFICIAL

López Furnells es también el mismo que año y medio después, el 18 de diciembre de 2006, estrelló un coche oficial camuflado de la Guardia Civil en la Avenida Marítima de las Palmas de Gran Canaria y consiguió, tirando una vez más de credencial, que no se le practicara la prueba de alcoholemia, un hecho que se produjo cuando su destino ya no estaba en la Isla sino en Melilla, y usando un vehículo oficial para el que ya no estaba autorizado.

Ante este reiterado comportamiento, contrario a la dignidad de la Institución "que tantas veces enarbola la Dirección General para expedientar a guardias civiles y a dirigentes asociativos", AUGC asegura no lograr a comprender cómo ha conseguido llegar a ostentar el mando de una comandancia, cuando a cualquier agente por una conducta así, como mínimo, la Dirección General le abriría un expediente por falta grave, "como de hecho ocurre con aquellos que se han visto involucrados en algún tipo de altercado".

Por todo ello, AUGC exige que se aplique el mismo rasero para este tipo de conductas que son vergonzantes para un servidor público, y más aún si el que las protagoniza ostenta un cargo de tan alta representación cuya responsabilidad conlleva un plus: "su conducta debe ser el espejo en el que se miren todos sus subordinados".

Lo más leído

  1. 1

    Profesores catalanes avisan por carta al PSOE: "No es que el castellano vaya a desaparecer, es que es ya residual"

  2. 2

    Detenido el bailarín Rafael Amargo por organización criminal y tráfico de drogas

  3. 3

    Unidas Podemos pide que el castellano sea lengua vehicular en Madrid ya que en muchos centros priorizan inglés

  4. 4

    El Gobierno elimina el recorte del 20% en las retribuciones de los militares en la reserva a los 63 años

  5. 5

    La movilidad se restringirá en Navidad, sólo se podrán reunir hasta 10 personas y toque de queda a la 1.30 horas