Actualizado 23/09/2015 15:13 CET

Ayuntamiento de Valladolid destinará 1,7 millones a los servicios de reparación y conservación de edificios municipales

VALLADOLID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles el expediente de contratación de los servicios de reforma, reparación y conservación de los edificios del Consistorio o en los que se ubican servicios municipales para los años 2016 y 2017, por un importe total superior al 1,7 millones de euros.

Según han informado fuentes municipales, el órgano de Gobierno se ha reunido este miércoles bajo la presidencia del alcalde de la ciudad, Óscar Puente.

En el Área de Urbanismo y Vivienda, el órgano de gobierno ha aprobado el expediente para contratar mediante procedimiento abierto los servicios de actuaciones de reforma, reparación y conservación del conjunto de edificios demaniales y patrimoniales propiedad del Consistorio o en los que se ubican servicios municipales.

El contrato se articula en tres lotes, el primero relativo a colegios y bibliotecas con un gasto de 326.500 euros en el presupuesto de 2016; el segundo agrupa a los centros cívicos, CEAS, centros de mayores y los de educación infantil con una consignación de 208.000 euros; y, el último, al resto de edificios por un importe de 329.400 euros. Estas mismas cantidades se presupuestan para la prórroga de un año en el ejercicio de 2017.

Respecto a los asuntos de Servicios Sociales, se ha resuelto licitar el expediente para contratar mediante procedimiento negociado el servicio de apoyo técnico para la inclusión de Valladolid en la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. El gasto aprobado en el vigente presupuesto asciende a 10.537 euros, en tanto que para la anualidad de 2016 es 13.463 euros.

Finalmente, en el apartado de despacho extraordinario, se ha acordado denunciar el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Asociación Provincial de Industriales Feriantes, aprobado en junio de 2014, que regula la tramitación de autorizaciones derivadas de la ocupación de terreno público con ocasión de la celebración de las ferias y fiestas de la ciudad así como de verbenas y otros eventos en distintos barrios.

El actual equipo de Gobierno, según han señalado fuentes municipales, se ha planteado "la consecución de nuevos objetivos vinculados a las relaciones entre ambas partes", circunstancia que obliga a la elaboración de un nuevo convenio en el que puedan recogerse los nuevos criterios de actuación.

Han recordado que, desde la aprobación del convenio, se han producido cambios en la estructura municipal con una nueva distribución de las materias y competencias entre las distintas Áreas o la supresión de unidades a las que se asignan tareas en el propio convenio, pudiendo todo ello dificultar la aplicación del mismo.

Asimismo, han añadido que el actual documento abarca cuestiones "de naturaleza muy distinta, que resulta conveniente diferenciar". Por un lado, se recogen previsiones y compromisos referidos a la organización material de las actuaciones, donde se integran aspectos relativos a los terrenos a ocupar, la seguridad de las instalaciones y de las actividades, la afección para el tráfico de personas y vehículos, el reparto de los costes que se generan o la mejora de determinados espacios afectados por la actividad feriante.

Por otro lado, se incorporaba al convenio un acuerdo fiscal para el pago de las tasas derivadas de la aplicación de la correspondiente Ordenanza, que se considera que cuenta con sustantividad propia e independiente del resto de cuestiones reflejadas en el convenio.

Asimismo, se aprobado la certificación número cinco, y última, de las obras de creación del carril-bici entre la Avenida Medina del Campo y la Plaza Doctor Quemada sobre el puente Arturo Eyries.