Publicado 29/01/2020 13:26CET

El Ayuntamiento de Valladolid estudiará la mejor opción para hacer un túnel en la VA-20 o la N-601, en San Agustín

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en rueda de prensa.
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en rueda de prensa. - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha explicado este miércoles que el Área de Planeamiento Urbanístico del Ayuntamiento estudiará la mejor opción para deprimir uno de los viales del cruce de San Agustín, bien la VA-20, de titularidad municipal, o bien la N-601, compartida por la red de carreteras del Estado y el Ayuntamiento.

Así lo acordó el regidor este martes en una reunión que mantuvo en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Pedro Saura, en la que también participó la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera.

Puente ha precisado que en el encuentro se abordó la posibilidad de realizar un paso deprimido en el cruce de San Agustín para que una de las dos vías que lo forman se ubique por debajo de la otra y así evitar lo que actualmente supone "un punto negro" tanto en cuestión de retenciones de tráfico, como en accidentes.

El alcalde ha señalado que el Ayuntamiento va a estudiar las soluciones técnicas posibles, ya que se podría optar bien por la depresión del nivel por el que circula la ronda interior de la ciudad (VA-20) o bien por hacer lo propio con la N-601.

En el caso de deprimir la VA-20, según estima Óscar Puente, no sería necesario acordar un convenio con otras administraciones ya que su titularidad es 100 por ciento municipal, pero si se opta por la N-601 debería conveniarse ya que en esa zona la competencia es en dos terceras partes del Ayuntamiento y, en un tercio, del Ministerio de Fomento.

Eso sí, por cuestiones de "agilidad" Puente ha reconocido que si la viabilidad de ambas soluciones fuera similar y el desembolso no fuera inasumible para el Consistorio podría ser más interesante la depresión del nivel de la VA-20. Pero en todo caso ha subrayado que lo prioritario es que los técnicos determinen qué solución técnica es más viable.