El Ayuntamiento de Valladolid situará el nuevo laboratorio móvil de medición en la zona afectada por el 'polvo negro'

Nuevo laboratorio de despliegue móvil de la RCCAVA. 9-10-18
AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID
Publicado 09/10/2018 14:28:40CET

VALLADOLID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ya dispone del nuevo laboratorio de despliegue móvil para control de la contaminación atmosférica, el cual, según ha apuntado la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, se podrá situar, entre otros lugares, en la zona norte de la ciudad afectada por el 'polvo negro'.

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes municipales han destacado que se mejora la medición de la calidad del aire con la puesta en marcha del Laboratorio de Despliegue Móvil, que puede desplegarse y entrar en operación a cualquier zona urbana en un plazo no superior a las 12 horas.

En declaraciones a los medios de comunicación, María Sánchez ha explicado la situación de las quejas de colectivos vecinales de las zonas de Fuente Berrocal, El Cabildo y Rondilla, por la presencia en el aire de un 'polvo negro' aparentemente de origen industrial al respecto del cual se celebra este martes una asamblea.

La edil ha explicado que, con la novedad de este laboratorio móvil, se podrá situar en distintas zonas de la ciudad, como puede ser la que experimenta este problema, y las mediciones se trasladarían a la Junta de Castilla y León.

No obstante, Sánchez ha añadido que ya se han tomado muestras de la contaminación por partículas PM10 en la zona, pero la Administración regional aún no ha respondido. Al respecto, Sánchez ha añadido que también se han mantenido reuniones con Ecologistas en Acción y vecinos de Fuente Berrocal y El Cabildo.

A partir de la aprobación del Plan de Acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano de Valladolid, la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad inició el desarrollo e implementación de un laboratorio con una capacidad multiparámetro que además de tener un carácter móvil puede desplegarse rápidamente en un plazo de 12 horas.

Este laboratorio, con una inversión de 384.000 euros, se localizará en diferentes lugares de la ciudad de Valladolid en campañas de medición para conocer mejor la calidad del aire de la ciudad, así como para investigar posibles episodios o el grado de afección de determinadas emisiones industriales.

El instrumental del consta de analizadores de NO y NO2, dos sistemas para la medición de ozono, analizador de amoníaco, analizador de partículas PM10 y PM2,5 automático, analizador de estas partículas gravimétrico, captador de materia sedimentable, analizador de 'Black Carbón' y analizador de BTX.

También cuenta con herramientas para medición de la dirección y velocidad de viento, temperatura, humedad relativa y presión atmosférica instalado sobre una torre meteorológica de seis metros, así como un dron para el sondeo meteorológico de la capa atmosférica superficial (hasta 300 metros de altura). Además, este laboratorio va a poder medir otro tipo de contaminantes.

María Sánchez ha incidido en que el laboratorio puede estar listo en dos semanas, ha subrayado que la intención del equipo de Gobierno es mejorar la calidad del aire de Valladolid y poder "estar alerta de las denuncias de vecinos que llegan en muchas ocasiones", y así poder controlar una mejor calidad del aire en Valladolid.

Este laboratorio será "de gran utilidad" para realizar investigaciones avanzadas relativas a la presencia y comportamiento de los contaminantes en el medio urbano.

Pretende, además, servir de plataforma experimental igual que lo ha sido la RCCAVA para campañas de trabajo junto a laboratorios universitarios de la región que quieran usar la capacidad operacional del mismo en sus propias investigaciones.

Los datos que se obtengan, se integrarán en tiempo real junto a los de las demás estaciones de la RCCAVA, para facilitar la previsión y modelización de cada episodio de contaminación, lo que mejorará la información a la población acerca de cada evento en tiempo real.

Se espera que la semana próxima tendrá lugar la recepción formal del último instrumental adquirido, y a partir de este momento, el laboratorio estará durante una semana y media aproximadamente en proceso de calibración y validación de todo su instrumental, así como de las comunicaciones con el servidor de la RCCAVA, al concluir estas iniciará su primer despliegue urbano.