Publicado 21/01/2016 17:38CET

Blázquez preside este viernes la eucaristía del día de ayuno y oración con el que comienza el Plan Pastoral 2016-2020

VALLADOLID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, presidirá este viernes, 22 de enero,
en la Basílica de la Gran Promesa la eucaristía del día de ayuno y oración planteada en el Plan Pastoral 2016-2020.

Según han informado fuentes del Arzobispado en un comunicado recogido por Europa Press, el Plan Pastoral de la CEE tiene como título 'Iglesia en misión, al servicio de nuestro Pueblo' y entre sus propuestas establece la celebración de un día de ayuno y oración, el 22 de enero, para pedir la ayuda de Dios y animar a "colaborar en la gran tarea misionera".

A esta jornada de ayuno y oración, en fecha próxima a la celebración de la conversión de san Pablo (25 de enero), están invitados a unirse todos los sacerdotes, consagrados y laicos. "Somos conscientes y estamos persuadidos de que para evangelizar es preciso renovar nuestro encuentro personal con Jesucristo", señala la CEE en este documento presentado el pasado mes de diciembre.

El Plan Pastoral de la CEE tiene su origen en la llamada de los últimos papas a renovar el espíritu misionero de la Iglesia y, de manera especial, en la invitación del Papa Francisco que propone inaugurar "una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría".

El Plan Pastoral propone cinco etapas, una para cada año que agrupa y que daría comienzo con una jornada de ayuno y oración el 22 de enero de 2015. Durante este año se prevé una reflexión, en todos los órganos de la Conferencia Episcopal, sobre las exigencias actuales de la evangelización de la Iglesia en España.

En 2017 se incidirá en la dimensión de comunión y corresponsabilidad al servicio de todos y al servicio de la evangelización, mientras que en 2018 se centrará en el anuncio de la Palabra de Dios. Para ello se revisarán las actitudes, comportamientos y actividades de la Iglesia en España en el anuncio de la Palabra y, al mismo tiempo, se ofrecerán propuestas adecuadas para la evangelización y el fortalecimiento de la fe.

En 2019, el Plan Pastoral centrará su atención en la celebración del misterio cristiano para promover una participación de los fieles en las celebraciones litúrgicas más auténtica, fructuosa y activa. Y se cerrará en 2020 con un año dedicado a la dimensión caritativa de la Iglesia.

Para leer más