Publicado 27/06/2018 14:00CET

Casado promete una candidatura "de integración" donde "nadie perderá" si gana

ZAMORA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la presidencia del Partido Popular, Pablo Casado, ha sido el primero de los aspirantes en visitar Zamora, con un acto celebrado este miércoles en la sede del PP con afiliados de la ciudad. En su comparecencia, Casado ha asegurado que él presenta una candidatura "de integración", para asegurar que no quiere prescindir de nadie.

"Yo garantizo la unidad si gano. Nadie perderá, así que quiero que todos se sientan representados e ilusionados", ha explicado, con la vista puesta en las próximas elecciones generales. "Pero antes de ganarlas tiene que haber un partido fortalecido", ha confiado en declaraciones recogidas por Europa Press.

"He trabajado con los dos mejores presidentes de España y quiero en mi equipo a los mejores, con más experiencia, pero con un proyecto que sea ilusionante para recuperar a los votantes que se nos han ido", ha apuntado, reconociendo los votos perdidos con el partido de Albert Rivera. "No podemos taparnos los ojos y decir que Ciudadanos no existe, hay que saber que podemos ganarles", ha animado.

En este sentido, ha anunciado que en su equipo le gustaría que estuviera Fernando Martínez Maíllo, presente este miércoles en este encuentro con afiliados zamoranos. "Es un gran amigo, con el que he trabajado codo con codo en la dirección nacional y me siento muy orgulloso de ello", ha valorado. "Entiendo que él quiera mantener su neutralidad con respecto a todos los candidatos, pero creo que uno tiene que contar con quien lo ha hecho bien", ha añadido.

Por otro lado, Casado ha defendido el papel que ha desarrollado desde que accedió a la dirección nacional en 2015. Sin querer dar nombres, el candidato ha recordado que siempre que se perdían elecciones era él quién bajaba a hablar con los medios "y en los triunfos bajaban otros".

"Yo he defendido al partido en las peores circunstancias y eso es compatible con que yo quiera cambiar en lo que se pueda mejorar del PP". Por ese motivo, ha asegurado que él no cree "en los proyectos rupturistas. Y lo digo yo, que he defendido el presente y el pasado del PP. No quiero mirar atrás ni poner el retrovisor, sino mejorarlo", ha declarado.

Por último, ha hecho alusión a la actualidad criticando el proyecto de ley del PSOE para legalizar la eutanasia. "El PP defiende la vida sin complejos, yo mismo paré la campaña para votar que no, porque con esta ley estamos yendo a situaciones críticas que se han vivido en otros países, como Reino Unido o Países Bajos y en España ya hay una regulación importante basada en el testamento vital", puntualiza.

"Más allá del criterio religioso o moral que tengamos, hay un criterio público de defensa de la vida que ya está funcionando, así que no vamos a tolerar que el señor Sánchez se convierta en Zapatero II", ha finalizado.

Para leer más