Publicado 15/03/2021 12:23CET

La crisis y el confinamiento, causas de la reducción de las denuncias por violencia de género en un 9,7% en CyL

   La comunidad presenta la menor tasa de víctimas por cada 10.000 mujeres entre todas las autonomías, con 39

   VALLADOLID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los juzgados de violencia sobre la mujer han recibido a lo largo de 2020 un total de 4.759 denuncias, lo que supone un descenso del 9,7 por ciento con respecto al dato del año anterior --5.269--, algo que el Consejo General del Poder Judicial considera es consecuencia directa de la crisis sanitaria y, especialmente, de los meses de confinamiento.

    Según los datos del informe, elaborado por el servicio de Estadística Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en Castilla y León se han registrado 4.759 denuncias, un dato situado entre los más bajos del país, ya que se sitúa como la undécima comunidad con más denuncias, por detrás de Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Canarias, Murcia, Galicia, Castilla-La Mancha y País Vasco.

   La presidenta del Obervatorio, Ángeles Carmona, ha destacado que los datos permiten "visualizar el importante impacto que la crisis sanitaria ha tenido para las víctimas de la violencia de género no solo durante los meses del confinamiento más duro, sino también en los meses siguientes, en los que ha seguido habiendo medidas anti-COVID que han restringido el movimiento de las personas".

   De hecho, ha señalado que se estima que unas 17.000 mujeres dejaron de denunciar en España durante 2020 agresores "por encontrarse en casa bajo el control constante de sus agresores, por dudas sobre si podían o no salir, por el miedo a que les pasara algo a sus hijos e hijas". Motivo por el cual, Carmona ha subrayado que "ahora más que nunca es importantísima la ayuda que la víctima pueda recibir de las personas de su entorno, ya sean familiares, vecinos, amigos o compañeros de trabajo".

   En el año 2020 los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Castilla y León recibieron un total de 4.759 denuncias y registraron 4.744 mujeres víctimas --el 75,2 por ciento de ellas, españolas, y el 24,7 restante, extranjeras--, lo que supone una reducción del 9,7 por ciento con respecto al total registrado en 2019 --5.269--.

   La reducción de las denuncias fue más intensa entre la población extranjera, un 16 por ciento menos, que entre las españolas, con un -8,1 por ciento. Así, el porcentaje de mujeres de fuera de España entre las víctimas se redujo de un 27,1 por ciento en 2019 a un 24,7 por ciento en 2020.

   En cuanto a la tasa de víctimas de violencia de género por cada 10.000 habitantes, se sitúa a finales de 2020 en 39 por cada 10.000, tras un descenso de más de tres puntos, con lo que Castilla y León es la comunidad con la menor tasa de todo el país.

   Así, se sitúa claramente por debajo de la media de todas las comunidades autónomas --60,8 por 10.000-- y lejos de datos como los de la Comunidades de Baleares, con una ratio de 93,8; Comunidad Valenciana, con 81,5; Canarias, con 80,5; Murcia, con 79,5; Andalucía, con 67,9, y Madrid, con 61,8.

Para leer más