CyL pierde 7.737 habitantes en los seis primeros meses del año

Maleta, viaje, viajar, vuelo
CEDIDO POR TRES COM - Archivo
Publicado 13/12/2018 14:09:34CET

   El saldo migratorio exterior se sitúa en positivo, con 2.522 personas, aunque el interior se mantiene en negativo, con 2.344

   VALLADOLID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Castilla y León ha perdido en los seis primeros meses de este año 7.737 habitantes, lo que supone un 0,32 por ciento del total, según los datos de la Estadística de Migraciones publicada este jueves por el INE y recogidos por Europa Press, que reflejan que a Castilla y León en este tiempo ha llegado más gente que la que se ha ido.

   De esta forma, la población de Castilla y León a 1 de enero de 2018 era de 2.418.556 habitantes, mientras que a 1 de julio de este mismo año era de 2.410.819 residentes en la Comunidad.

    Castilla y León encabeza junto a Asturias la clasificación de las ocho comunidades autónomas que han visto reducida su población, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en los seis primeros meses del año, con una caída del 0,32 por ciento --mismo porcentaje que Asturias-- y seguida de Extremadura (-0,30 por ciento), Galicia (-0,14), Castilla-La Mancha (-0,09), Andalucía (-0,06), La Rioja y Cantabria (-0,05 en cada caso). En Ceuta el descenso ha sido del -0,35 por ciento y en Melilla del -0,05 por ciento.

   Por contra, se ha registrado crecimiento poblacional en Baleares, del 0,83 por ciento, Madrid (0,58), Canarias (0,53), Cataluña (0,37), Navarra (0,36), Murcia (0,24), Aragón (0,22) País Vasco (0,08) y Comunidad Valenciana (0,04).

   En cuanto a los movimientos migratorios, en relación con el exterior, Castilla y León es la décima comunidad con mayor saldo positivo, con 2.522 personas que han llegado del exterior.

   Respecto a las migraciones interiores, Castilla y León sí presenta un saldo negativo, ya que han abandonado la Comunidad 2.344 personas, que se han marchado a otras regiones españolas. Vuelve a ser la segunda comunidad con peor dato, tan sólo superada por Andalucía, que ha perdido 3.086 residentes.

   Así, Castilla y León pierde 7.737 habitantes, ya que a un saldo vegetativo negativo de 7.857 personas (diferencia entre las personas nacidas y fallecidas) se suman 2.344 personas que se fueron a otras regiones sólo compensando en parte las 2.522 que llegaron de fuera.