Publicado 23/06/2020 9:14:36 +02:00CET

CyL, la segunda comunidad en la que más ha incrementado el porcentaje de pobreza, según Oxfam

Almacén del Banco de Alimentos
Almacén del Banco de Alimentos - BANCO DE ALIMENTOS

VALLADOLID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La crisis sanitaria y económica que ha provocado el coronavirus en España puede dejar una "huella desigual e injusta a largo plazo" que la ONG Oxfam Intermón ha tratado de estimar en un informe en el que se observa que Castilla y León es la segunda comunidad autónomo con un mayor incremento en el porcentaje de pobreza, con un 11 por ciento más que antes de la pandemia.

Así lo señala Oxfam Intermón en el informe 'Una reconstrucción justa y necesaria es posible', en el que indican que la crisis podría arrojar a más de 700.000 personas adicionales en la pobreza, y además, según las estimaciones de la organización, el previsible aumento de la desigualdad supondría borrar de un plumazo la reducción de ésta durante los últimos cuatro años.

El informe recoge una estimación del incremento de la pobreza relativa, según la cual el aumento más importante se produciría en Baleares, con un incremento del 11,7 por ciento del porcentaje de personas por debajo de la línea de pobreza, seguido de Castilla y León, donde se ha pasado, según Oxfam, de 376.291 personas por debajo del umbral de la pobreza antes de la epidemia del Covid-19, a una estimación actual de 417.553 personas, lo que supone un 10,9 por ciento más.

En términos absolutos, destaca Andalucía, que habría sumado 201.000 personas más por debajo de la línea de pobreza.

El impacto de la caída del PIB en la renta neta disponible per cápita, que Oxfam vincula con el dato de incremento de la tasa de pobreza, será más acusado en Extremadura, Canarias y Andalucía (por encima del 2 por ciento) y menos en muchas de las comunidades autónomas más ricas, como País Vasco, Navarra, Cataluña y Madrid, por debajo del 1,25 por ciento. En el caso de Castilla y León el incremento de la tasa de pobreza es del 1,72 por ciento, el quinto más acusado.

El estudio también apunta el impacto del Covid-19 sobre la desigualdad, en base al denominado índice Gini, con cálculos propios de Oxfam, según el cual Castilla y León se sitúa en mitad de la tabla de comunidades autónomas, la novena en la que más incrementa la desigualdad, con un 4,96 por ciento más que antes de la pandemia, lejos del 7,43 por ciento de Extremadura.

PROPUESTA PARA EVITAR EL AUMENTO DE LA DESIGUALDAD EN ESPAÑA

Oxfam Intermón considera que la reconstrucción "no puede dejar de nuevo de lado a estos trabajadores y trabajadoras esenciales". Por ello propone varias medidas para reducir la precariedad laboral, desde reformas estructurales que den mayor peso a sectores de más valor añadido hasta procedimientos de contratación por parte de las administraciones públicas que eviten la temporalidad y controlen las condiciones de subcontratación.

También el incremento de la inversión pública en el sector de los cuidados como residencias de personas mayores y la incorporación de las trabajadoras del hogar y cuidados al régimen general de la seguridad social.

Específicamente para los trabajadores migrantes, la ONG defiende un proceso de regularización administrativa amplio y extraordinario, que se incremente el acceso al permiso de trabajo y residencia, así como garantizar el acceso al Ingreso Mínimo Vital de los grupos en situación más vulnerable, como solicitantes de asilo o familias con niños y niñas, independientemente de su situación administrativa.

Todo esto, según Oxfam Intermón, no puede hacerse con una recaudación fiscal que sigue estando cuatro puntos por debajo de la media de la Unión Europea. Por ello, la organización propone medidas fiscales tanto extraordinarias como estructurales, que supondrían unos ingresos de al menos 10.000 millones de euros adicionales. Entre las extraordinarias, figuran entre otras un impuesto temporal sobre los beneficios extraordinarios, un impuesto a las transacciones financieras más ambicioso que el que ahora mismo se debate en el Congreso y que las ayudas públicas a las empresas estén condicionadas a un comportamiento fiscal responsable.

Como medidas fiscales estructurales, Oxfam Intermón propone reformar el impuesto al patrimonio para que cumpla su función redistributiva, aumentar la presión fiscal sobre las rentas del capital en el IRPF (infragravadas frente a las rentas del trabajo) o eliminar ciertos ajustes extracontables con el objetivo de aumentar el tipo efectivo del Impuesto de Sociedades, para que sea de al menos el 15 por ciento por parte de las grandes empresas.

Por último, la organización también recuerda que, como anunció al inicio de la pandemia, a nivel mundial, la Covid-19 podría incrementar en 500 millones el número de personas en la pobreza, por lo que exige compromisos de los países donantes, incluyendo España, a una escala nunca vista para desarrollar un plan mundial de salud pública y otro de rescate económico universal.

Contador